155947
Mitú — TANDEM

9

Mitú
TANDEM

Mitú / 2019

Artista(s)

Mitú

16/Oct/2019

TANDEM; el techno de la selva.

El dúo formado por Julián y Franklin ha demostrado tener una inquietud creativa natural, desde su formación en 2012, Mitú no ha dejado pasar un lapso grande sin sacar a la luz una producción, lo que da como resultado una constante exploración, ejercitar el músculo creativo, cosa que se nota en su más reciente disco llamado, TANDEM.

Mitú se ha caracterizado por su mezcla de texturas, elementos de la música electrónica con sonidos tribales y guiños a lo tropical, esta vez no es la excepción, sin embargo, parece que TANDEM se despega un poco de sus antecesores, y no exactamente en calidad sino en la manera de abordar las canciones.

Esta vez el grupo decidió como en ocasiones anteriores tener una voz femenina, donde comparten el protagonismo las colombianas Ela Minus y Marsh Waris, y la boliviana Yiset Pérez, que con sus estilos acaban por redondear el LP.

Es difícil elegir un track por encima de los demás, incluso el orden de aparición llega a resultar coherente y deja buenas sensaciones, no sabemos si está premeditado, pero funciona. El sonido es envolvente, seductor y magnético, característica de las dos más grandes influencias de este dúo colombiano; la música electrónica y el sonido de las tribus.

“Verdes ojos chinos” es la primera canción, donde  Marsh Waris hace los suyo, la colombiana también se apropia de “Perla”; lo mismo pasa con “No te vayas sin decirme a dónde” y “Salta” pero con el estilo de Ela Minus. Cuatro canciones con letras directas y sutiles, con una estructura más pop que son el diferenciador del disco.

El resto de las canciones están a la altura, “Volando” es una especie de cumbia donde participa Yiset, que le da esa personalidad regional, mientras que “Cianotipo”, “Praha”, “Roma” y las demás, apelan a lo que conocemos del grupo, un golpe en la cara de beats y percusiones, el disco cierra con “Hasta mañana”, una tremenda forma de terminar.

TANDEM es un ritual, los colombianos lograron crear un gran disco, lejos del debate si es o no su mejor producción, sí es sobresaliente, crea atmósferas y las transforma de manera suave, te toma de la mano y te lleva hasta el último golpe, el techno de la selva se apodera de quien esté cerca.

No es una revista, es un movimiento.