163873
Mhysa — Nevaeh

7

Mhysa
Nevaeh

Hyperdub / 2020

Artista(s)

06/Mar/2020

Una profunda reflexión de lo que es ser una mujer afroamericana, su sexualidad, amor propio y auto descubrimiento adornado con beats industriales y lo-fi es lo que hizo Mhysa en su más reciente álbum Nevaeh.

A lo largo de 18 tracks, la artista conceptual basada en Nueva York, E. Jane trata de darle una voz a las mujeres afroamericanas y crea una especia de refugio auditivo que ella misma denomina el cielo, o heaven en inglés. Por cierto, el nombre del álbum escrito al revés. 

Esto se nota desde el track número uno. Un fragmento del poema won’t you celebrate with me de Lucille Clifton para dejar en claro que lo que estás a punto de escuchar en su interpretación de lo que es ser una mujer joven y afroamericana. 

La creación del segundo álbum de Mhysa se dio mientras ella estaba de gira promocionando Fantasii, por lo que se apoyó de notas de voz en su iPhone para crear las canciones. Algo que se nota en tracks como “w / me”, en la que es posible percibir los sonidos de los autos pasando, un juego de llaves e incluso un portazo cuyo ritmo está marcado por percusiones digitales. 

Otra de las canciones que llama la atención por resaltar el carácter lo-fi de la música de Nevaeh es “breaker of chains” en la que la voz de E. Jane es la protagonista adornada ocasionalmente con cascabeles; pues como bien dijo la artista, en este disco quería explotar su capacidad vocal y hacer música más demandante para ella como cantante. 

Pero así como juega con el sonido ambiente y los beats industriales, Mhysa logra acoplar sus letras poco convencionales al R&B e incluso el gospel, dos de los ritmos tradicionalmente afroamericanos y que han sido utilizados como portavoces de los obstáculos y logros que esta comunidad ha logrado a través de los años, como “bbygurl” y “no weapon formed against you shall prosper”.

Si bien los tracks con toques experimentales forman gran parte de Navaeh, Mhysa no deja atrás sus raíces de club track experimental como se puede notar en “Sanaa Lathan”, probablemente la canción más explosiva y fuerte del disco con toques de trap y rap para honrar sus raíces sureñas. 

Escuchar este álbum puede ser un poco difícil la primera vez. Pero una vez que entiendes todo el trasfondo y el mensaje que E. Jane quiso transmitir a través de su alter ego musical, poco a poco se convierte en un disco que puedes escuchar una y otra vez.

No es una revista, es un movimiento.