70118
METZ: La evolución underground de II

8

METZ: La evolución underground de II
METZ: La evolución underground de II

Sub Pop Records / 2015

Artista(s)

Metz

21/May/2015

Si hay una fiesta en casa y lo que buscas es tranquilidad, platicar y pasar un rato en estado relax, el más reciente álbum de  Metz no es lo indicado. Con sonidos estridentes, experimentales y característicos del noise rock de los 90’s (The Jesus Lizard, Black Flag Metz presenta su segunda producción discográfica titulada II o Metz II, donde se incluyen 10 canciones llenas de poder experimental y sin un minuto para respirar.

Metz

Los canadienses debutaron con  Metz (2012), un trabajo excepcional y meticuloso en la producción que recibió excelentes críticas. Ahora para II ya saben qué es salir de gira y tocar en festivales y, si bien todavía están en crecimiento, van formando su propio camino.

“Acetate” es el primer video y abre con la invitación del riff que no da descanso. Con un inicio potente en la propia canción, no podemos esperar respiros en el resto del álbum. Aquí sobresalen los solos de guitarra y la potente voz que le da Alex Edkins, con gritos potentes y concisos.

Para “The Swimmer” el disco sigue fluyendo, tanto que parece una extensión de “Acetate”; no se nota el cambio al principio pero después toma vida propia y protagoniza. El primer minuto en la canción son todo guitarra, bajo y batería, para dar paso a la fortaleza vocal que esta vez acompaña, para cerrar con el sonido estremecedor del bajo.

La tercera es “Spit You Out”, que se postula para ser una de las más pedidas. La guitarra y la batería marcan la pauta; mientras Edkins grita en el coro ‘¡Spit You Out!’ seguido del solo en la batería de Chris Slorach, para terminar con Hayden Menzies en el bajo.

Si bien las antes mencionadas fueron las primeras escuchadas en el disco, “Zzyzx” es una canción que pareciera complementaria por su corta duración de tan sólo 34 segundos.

Destacan también “Nervous System” y “Kicking a Can of Worms” por la potencia sónica y el momentum que aguardan un punto crucial para escucharlas en vivo. Ambas tienen riffs vibrantes que en el slam representarán golpes más fuertes y más personas sumándose inevitablemente.

El álbum podría posicionarse como uno de los mejores en su género por la consistencia, el poder del sonido y la precisión en ejecución, sin tener necesariamente un hit para la radio.

No es una revista, es un movimiento.