100202
Malas Palabras – Cómo Ovejas Guiadas Hacia La Muerte Morirán Los Que No Despierten

8

Malas Palabras – Cómo Ovejas Guiadas Hacia La Muerte Morirán Los Que No Despierten
Malas Palabras – Cómo Ovejas Guiadas Hacia La Muerte Morirán Los Que No Despierten

Suerte Siete Records / 2016

Artista(s)

Malas Palabras

Malas Palabras nos presenta su primer material de larga duración. ¡Escúchalo!

La escena del punk de Costa Rica le ha tenido mucha fe al público mexicano y viceversa. El caso de Malas Palabras, banda dirigida por Gabriel Gurdián (y que es como una pieza de lego que se construye simultáneamente con otras diferentes) es uno de los más sobresalientes. No por nada la banda ya ha hecho dos giras en nuestro país y se han inspirado de esos viajes para producir (por fin y más rápido de lo esperado) su primer material de larga duración, titulado Cómo Ovejas Guiadas Hacia La Muerte Morirán Los Que No Despierten.

Tras su última visita a México, la banda mudó de piel, es decir, Hellen Cubero a.k.a. “Nanuka Pituka” y Jason Moreno deciden dejar libres sus lugares, entonces Daniel Smith y Guillermo García (integrante de Carrusel) toman la batuta como guitarristas, se integra Jorge “El Rápido” como baterista, quedando solamente Gurdián y Carlos Prendas (bajista) como miembros intactos.

Marcos Monnerat se hizo cargo de la producción de los 17 temazos que componen al susodicho, pareciera un interminable disco, pero su esencia veloz hace que te lo escuches en un corto tiempo y lo devores como si no hubiera un mañana.

Con efecto de olas de la Costa Rica desplazándose libremente, suena El Kilimanjaro Es Un Sitio Extraño, entonces perdemos el control de inmediato, como encender la mecha de fuegos artificiales en plena algarabía. La juventud huída se hace presente, nos sentimos chavales sin preocupaciones políticas ni sociales, queremos golpearlo todo, entrar al mosh pit.

Hilados como hermanos, cada track se compenetra en verso y sangre. “Despreocúpese Ante El Merengue” es un claro ejemplo. “28 de Marzo” es un buen estandarte punk y hay algo que nos recuerda el happy punk de los noventa con “Títi Esclarece & Sonríe” con esos guitarrazos extendidos, los coros protestantes, pero sobretodo que una canción termine en un reverb seco de guitarra.

¿Más razones para entrar al mosh pit? “No Me Importa Que Las Cosas Hayan Cambiado” es un catalizador ardiendo. ¿Es acaso una voz femenina? Sí, en “Tu Tatuaje De Screeching Weasel”, hay un dueto que reclama el arte (moda) del tattoo y la madurez al respecto.

Cantarle a las chicas a través del punk es algo casi sublime, “Nena, Nena” es un mini homenaje a la feminidad, equívoca o no. El punto más altivo llega con “Cómo Ovejas Guiadas Hacia La Muerte Morirán Los Que No Despierten”, el zeitgeist (espíritu del tiempo) del punk costarricense activado por Malas Palabras. Alzar la voz, reclamarlo todo, la inconformidad como parte del sistema social. El resto de las canciones reivindican esta fuerte postura; añorando aquellos tiempos dorados de Boom Boom Kid.

No es una revista, es un movimiento.