110077
Mac DeMarco — This Old Dog

8

Mac DeMarco
This Old Dog

Captured Tracks / 2017

Artista(s)

Mac DeMarco

05/May/2017

This Old Dog: Un Mac DeMarco más reflexivo y maduro.

El ying y el yang son conceptos del taoísmo que se refieren a la dualidad. No hay día sin noche, ni bien sin mal; tampoco, luz sin oscuridad. Mac DeMarco —el artista conocido por tocar desnudo y, por tener un espacio hueco en el frente de su dentadura— lanzó This Old Dog. Una placa que se destaca de las anteriores por ser madura, reflexiva e, incluso, nostálgica.

Es difícil negar lo mucho que el músico canadiense ha influido en los últimos tres años en la industria y en la escena. Ya sea por su carisma natural, la textura lo-fi con la que baña sus producciones o la frecuencia con la que lanza música, Mac ha estado en boca de todos por ya un buen rato.

En el nuevo álbum, lejos del sonriente y divertido cantautor que conocemos; el rey del jizz jazz busca dar una cara más sensible. En esta entrega, su trabajo pretende lo que el yin y el yang: equilibrio.

“As I’m getting older, chip up on my shoulder. Rolling through life, to roll over and die”, se reza en el inicio del exitoso Salad Days (2014). Aquellos eran otros tiempos. Desde los primeros minutos del nuevo trabajo, se escucha una aproximación distinta; nada de “lalalala’s”, esta vez.

“This Old Dog”, tema que le da nombre al álbum, es un statement más melancólico y reflexivo sobre el envejecimiento. Este proceso natural es visto desde un plano profundo y afligido.

La placa está plagada de historias personales e introspección. En “My Old Man”, el compositor encuentra en sí mismo rasgos de su padre a quien cada vez se parece más (pese a no tener una buena relación con él).

“For The First Time”, “Baby You’re Out” y “One Another” recuerdan al mini LP Another One (2015). Hay guitarra acústicas, ritmos brillantes y, suaves sintetizadores.

De a poco, como un rojizo atardecer, Mac comienza a subir la intensidad del álbum. “Still Beating” representa una de las canciones más regocijantes. DeMarco le declara a alguien (quizá a Kiera, su novia de años) que él también sufre y que su corazón late por ella; aunque no lo crea, o no parezca.

La mini balada John-Lennonesca, “Sister” da paso a “Dreams From Yesterday”, otro tema reflexivo y melancólico. Habla de cuando tus sueños te alcanzan.

Los momentos más sublimes del álbum llegan en “One More Love Song”, rola down-tempo que, aparte de los sintetizadores y guitarras bañados en chorus, incluye un elemento inédito en las producciones de Mac: un piano acústico.

“Moonlight On The River” es otro highlight. Se convierte, de a poco, en un viaje con delays y ruidos; algo como un “I Want You (She's So Heavy)” de los Beatles. El tema está chapado en psicodelia.

“This Old Dog” es un álbum pensado, reflexivo y con alta calidad de composición. Ya no son los “Salad Days” y, quizá, esta placa ya no suena tan festivalera. De hecho, a diferencia de trabajos anteriores, no suena al trabajo de una banda, sino al de un solista.

Al parecer, Mac DeMarco seguirá trabajando, convirtiéndose cada día en uno de los músicos más grandes de nuestros tiempos, madurando personal y musicalmente.

No es una revista, es un movimiento.