Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

10835
Little Broken Hearts, la reinvención de Norah Jones

Little Broken Hearts, la reinvención de Norah Jones
Little Broken Hearts, la reinvención de Norah Jones

/

Artista(s)

13/Ago/2012

Artista:  Norah Jones

Título: Little Broken Hearts

Año: 2012 

Disquera: Blue Note Records

Muchos recordamos a Norah Jones como esa voz suave y con esencia de jazz en sus primeros discos. Sólo basta escuchar el álbum Come Away With Me para recordar lo mucho que lo elogió la crítica. Con el paso del tiempo (o mejo dicho con el paso de los discos) Jones se consagró como una de esas voces melodiosas modernas que podemos escuchar perfectamente en un día lluvioso.

A pesar de esto, su cuarto álbum de estudio, The Fall, fue algo diferente a lo que nos tenía acostumbrados. A algunos les gusto, a otros no, lo único que es seguro es que ese disco abrió el camino a su más reciente placa discográfica Little Broken Hearts.

Little Broken Hearts da paso a un tipo de música un poco más pop, sin dejar de lado el jazz y la voz talentosa de Jones. Sin embargo, este disco tiene una historia diferente: todo trata sobre el rompimiento de una relación. Sí, muchos discos tratan este tema y no faltan en el mundo más canciones de desamor y ruptura. Sin embargo, este disco es otra cara diferente de Jones, una cara más ‘vengativa’ pero más ‘pop’. A diferencia de otros álbumes de ruptura, Jones no suena tan deprimida, es más bien un disco para recuperar ‘sanamente’ esta ruptura.

Canciones como "Miriam" y "She’s 22" hablan de una ruptura provocada por infidelidades, con las letras dejando al descubierto los sentimientos de Jones y su gran habilidad para la composición. Algunos podrán decir que este álbum no se apega a lo que tradicionalmente es su música, pero es un claro ejemplo de que se pueden hacer cambios, sin quedarse en la zona de confort.

Para este disco, la cantante acudió a Brian Burton (a.k.a Danger Mouse) con el que ya había trabajado anteriormente, y hay que decir, la combinación valió la pena. Parece que el productor le dio a Jones ese giro que necesitaba (simplemente hay que ver la portada que hace alusión al poster de la película Mudhoney). Esta mezcla le dio un toque seductivo al álbum que trata desde la traición, celos y desencanto de una relación.

El primer sencillo "Happy Pills", quizá es el más pop y ‘animado’ (si se puede usar ese adjetivo) del disco, la canción más pegajosa, y aunque esto no es tan común en la música de Jones, la verdad es que este tipo de ritmos combinados con su voz funciona muy bien. También hay melodías más lentas como "Little Broken Hearts" y "After the fall". Como todo disco (o al menos así se supone que debería ser), el álbum cuenta una historia con altibajos y llena de emociones, Norah Jones sabe como hacerlo, siempre lo ha sabido y es bueno escuchar que encontró la forma correcta de reinventarse sin dejar su esencia (quizá debamos agradecerle a Brian Burton).

Les compartimos el video de "Happy Pills" a continuación.

No es una revista, es un movimiento.