Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

25756
¿El mejor disco de QOTSA?

¿El mejor disco de QOTSA?
¿El mejor disco de QOTSA?

Matador / Arts & Crafts México / 2013

Artista(s)

Queens of the Stone Age

Después de seis largos años, Queens Of The Stone Age vuelve a aparecer en la escena musical con su más reciente álbum, …Like Clockwork. Esta banda, caracterizada por su peculiar intermitencia y la fugacidad de casi todos sus integrantes, es de las pocas agrupaciones de las que se puede decir que no sólo tocan rock, sino que lo inventan.

Entre los colaboradores de este nuevo material se encuentran los no menos importantes Elton JohnJake Shears, vocalista de Scissor SistersAlex Turner, compositor y vocalista de Arctic MonkeysMark LaneganNick Oliveri, quien fuera compañero de Josh Homme en Kyuss y se encargara del bajo en la primera etapa de Queens of the Stone Age, y el legendario Dave Grohl, quién ya había colaborado con la banda en Songs for the Deaf.

En su nueva receta para el éxito, Homme incluyó los siguientes ingredientes: baterías pesadas que, ante todo, suenan reales, bajos sólidos que soportan la densidad de las canciones, guitarras distorsionadas que juegan con ingeniosos riffs, sintetizadores capaces de crear todo tipo de atmósferas, y encima, la voz de Homme, que añade el toque perfecto para hacer de este álbum, posiblemente el mejor en la historia de la banda.

"Keep Your Eyes Peeled" da un muy buen preámbulo de lo que será, a grandes rasgos, el resto del álbum: una buena dosis de energía conjugada en sencillos elementos que transmiten una sensación de pesadumbre. ¿Qué instrumento más oscuro que un crudo cello al final de una canción?, "I Sat by the Ocean" revierte inmediata e ingeniosamente esa oscura densidad con un ritmo y armonía mucho más dinámicos sobre los cuales se ubican un inquieto riff de guitarra.

"The Vampyre of Time and Memory", con su mensaje solitario, da el esperado toque nostálgico, perfecto para una balada acompañada por piano. "My God is the Sun", con sus dinámicos y enérgicos 3/8, es la canción perfecta para sacudir la cabeza, mientras que  “Kalopsia”, canción que incluye entre sus elementos rítmicos un respirador artificial, intercala episodios de tranquilidad musical con pesados arranques frenéticos que nos hacen pensar en lo bipolar que puede llegar a ser el rock.

Para finalizar, "…Like Clockwork" es una excelente canción para cerrar el álbum: una balada tranquila con un tema trascendental, instrumentada sencilla pero cuidadosamente para acentuar correctamente los puntos de giro, que de alguna forma buscan sintetizar la complejidad de los temas del álbum y que nos invita a volver a escucharlo.

A diferencia de Era Vulgaris… Like Clockwork promete ser el glorioso regreso de una banda que converge distintos estilos musicales encarnados en la diversidad de sus miembros, y que lo demuestra transgrediendo y ensanchando los límites de lo que actualmente se conoce simplemente como rock. En definitiva, este es un álbum que nadie puede dejar de escuchar y que nos recuerda exactamente porqué extrañábamos tanto a esta banda.

No es una revista, es un movimiento.