Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

160147
Lapalux — Amnioverse

8

Lapalux
Amnioverse

Brainfeeder / 2019

Artista(s)

Lapalux

Amnioverse: la historia del universo.

En la vida hay canciones que no pueden ser escuchadas con un solo audífono, eso sucede con el álbum Amnioverse de Lapalux, que necesita escucharse con los dos audífonos. 

Este álbum te cautiva desde la primera hasta la última canción. Te envuelve y te sumerge por sonidos tan distintos que parece que un álbum de 10 canciones se transforma en uno de 20. 

Aunque son canciones muy distintas, todas tienen el mismo hilo conductor: el universo. Es por eso que destacan los sonidos espaciales, diferentes a lo que estamos acostumbrados a escuchar. 

El productor londinense Stuart Howard, mejor conocido como Lapalux, nos sorprende con diferentes texturas y sonidos, desde un chillido casi insoportable como sucede en “Oblivion”, hasta una voz incomparable en “Thin Air”.

Stuart es reconocido por sus beats experimentales y en este álbum explota ese recurso. Amnioverse está construido por sintetizadores, por otros sonidos electrónicos fuera de lo común. Pareciera que está utilizando el scratch, lo que hace de esta música muy especial.

Lapalux va creando una historia a través de cada nota, cada palabra, cada beat.

Podría ser el soundtrack perfecto para tomarnos el tiempo en meditar las cosas, pensar, y tomarlo todo con calma, pero recordar que siempre hay caos. 

Como sucede en “Momentine”, en donde empieza completamente calmado y el beat nos va llevando hasta la euforia total. Es como si los sintetizadores estuvieran enojados y arrojaran esa furia en cada sonido. Pero de igual forma, se va alternando con la calma. 

“Eath”, una de mis favoritas, se convierte en una narración que te guía en este trance musical. Un ritmo que te atrapa, y se te queda atorado en la cabeza. Tal vez porque es repetitivo y tiene un toque de techno con una voz muy soul.

La música es también acompañada de narraciones hechas por voces tanto femeninas como masculinas. En “Hellix” resalta también la narración –por que esto va más allá de cantar–, pero el clímax es el solo de guitarra porque no suena como una guitarra común y corriente.

A partir de aquí dejamos atrás la narrativa y nos centramos en una fusión de la voz con estos sonidos extraños: baterías distorsionadas, guitarras que no son guitarras y voces como si fueran salidas de una radio de una nave espacial. 

Cantada por Lila, “Limb To Limb” crea una historia más con frases como: “And if you can love, and if you can love, let me know. Stay for a while. We can be lost, we can run it away...”.

Me gusta que en este álbum se toque el tema de la monotonía, cómo la vida se puede transformar en un circulo infinito del cual muchas veces no podemos salir. Amnioverse tiene ideas muy profundas, las cuales vamos atrapando entre más lo escuchamos. 

Cerramos este trance con dos canciones completamente distintas, la penúltima titulada como el álbum, es mucho más pesada en cierto sentido, principalmente en los beats y las melodías por las cuales están compuesta. Una vez más se siente una furia en los sonidos, se tornan más rudos y explosivos. Finalmente “Esc” es mucho más calmada y relajada a comparación de la otra. Estos dos contrastes le dan un gran final a este álbum.

Dense la oportunidad de escucharlo.

No es una revista, es un movimiento.