70144
Transmutación del plomo en oro con Brandon Flowers

10

Transmutación del plomo en oro con Brandon Flowers
Transmutación del plomo en oro con Brandon Flowers

Island Records / 2015

Artista(s)

Brandon Flowers

En la difícil búsqueda de los artistas por encontrar la perfección en su mensaje, nos llegamos a encontrar con algunos que mueren en el intento, y otros, sobreviven a la catarsis del tiempo y a los golpes de la vida y afortunadamente viven para contarlo. Aquí nos encontramos con uno de ellos; el afamado líder de The Killers regresa con su segunda entrega que confirma que su carrera de solista se va haciendo cada vez mas solida. A lo largo de 10 temas, Brandon Flowers demuestra que encontró la piedra filosofal, el objeto deseado; o en su caso, el efecto deseado.

Brandon Flowers - Still I Want You

La estructura sonora del álbum resulta ser completamente diferente a su antecesor Flamingo, sobresaliendo con melodías más bailables y el uso constante de sintetizadores, que además fue producido por Ariel Rechtshaid y cuenta con colaboraciones de Danielle Haim, Neil Tennant (Pet Shop Boys) y el propio Ronnie Vannucci Jr., Baterista de The Killers.

De manera general se convierte en una cadena que va enlazando cada canción, comenzando por “Dream Come True”, optimista y directa. La introducción que atrapa de inmediato para que a partir de este punto todo se torne placentero. La atmosfera cambia un poco cuando suena “Can't Deny My Love” que fue el primer sencillo, muy característico ya que toma tintes épicos pero conserva el concepto ya establecido.

Conforme avanza cada melodía la notoriedad de los sonidos se va haciendo cada vez mas fuerte; “I Can Change” rompe el estereotipo de balada para darle un toque fresco e interesante, para después abrirle paso a “Still I Want You” , segundo sencillo que mezcla la calidad vocal de su dúo de coristas y la idea de una posible coreografía para iluminar la pista. Pero de repente alguien apaga las luces y aparece “Between Me And You”, todo se tranquiliza un poco, el amor renace y los sentidos se agudizan.

“Lonely Town” nos recuerda ese sonido de los 70´s perfectamente marcado en el videoclip de la misma, con Walkman en mano la propuesta bailable regresa a la velocidad en que rota la bola Disco. “Diggin’ Up The Heart” sigue el mismo esquema, pero con la diferencia de que esta resulta más rápida y energética en conjunto con melódicos sintetizadores que endulzan el momento. En la recta final llega “Never Get You Right” que convence y vuelve a calmar los ánimos, al igual que “Untangled Love”.

El último eslabón de la cadena es “The Way It’s Always Been” que de una manera solida cierra un álbum que destaca en todos sus momentos y que demuestra que Flowers está en las grandes ligas.

No es una revista, es un movimiento.