Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

154985
Jenny Hval — The Practice Of Love

9

Jenny Hval
The Practice Of Love

Sacred Bones Records / 2019

Artista(s)

Jenny Hval

Un espacio intimo creado por: Jenny Hval.

Jenny Hval, es una persona que está involucrada con el arte al 100%. Es compositora, escritora, novelista y por supuesto hace música. La trayectoria de está mujer, dejaría a cualquiera sin palabras.

Este álbum llamado The Practice Of Love es su séptimo disco como solista bajo su propio nombre, pero había dado a conocer otros dos bajo el alias Rockettothesky.

Tener el don de las palabras es algo que hace que las letras de Jenny Hval sean únicas. Sabe expresar sus sentimientos y escribirlos sin trabajo alguno.

Durante ocho canciones Hval profundiza no solo el tema del amor, sino el nacimiento de las cosas, preguntas existenciales, y otras ideas, de una forma diferente. Deja atrás el amor que se describe en términos cursis y lo vuelve una identidad, un ritual de intimidad que van más allá de lo típico.

Es música psicodélica acompañada por bellas palabras, que se transforman en un viaje rodeado de sintetizadores, melodías antiguas y por supuesto letras excepcionales.

A comparación de sus álbumes pasados que abrazan el art pop, éste se centra en el trance de los 90.

La travesía abre con “Lions”, una canción que cuestiona la existencia y el origen de las cosas, desde la naturaleza hasta dios. Es la canción perfecta para empezar un disco como The Practice Of Love, un gancho hipnotizarte para poder seguir escuchando sin parar. La voz de Jenny, que compaña a cada nota, parece una narración salida de una de sus novelas.

“High Alice” es una canción que te transporta a otra época, mientras la escuchas te hace sentir esa vibra de los 90 al 100%. Podría ser el soundtrack perfecto para perderte en el espacio, como Alice en la canción… “Tomó un largo descanso en un lugar desconocido”.

La euforia se calma y llegamos a un momento emotivo en el disco narrado por Jenny, Laura Jean y Vivian Wang. Está pieza es un poema lleno de análisis sobre el amor, representado por el sentimiento de cada una de estas mujeres. La autora deja atrás la música y saca su lado literario. Aunque podría pensarse que esto mata la vibra del disco, no es así, te adentra a un mundo en el que pones absoluta atención.

Esto sigue en el resto de las siguientes canciones, claro, sin narración pero tocando el mismo tema como en: “Ashes to Ashes”, una canción que habla del ritual que es escribir. Quizá una de las más movidas del álbum, ésta es una de las pocas que es cantada únicamente por Jenny Hval, al igual que “High Alice”.  Ahora sí, en ésta pieza te dan ganas de bailar.

Cada canción tiene un detalle único. En “Thumbsucker” las frágiles voces de Jenny Hval y Félicia Atkinson te dan paz y tranquilidad junto con el sonido del saxofón, un instrumento preciso para este tipo de voces.

Los sonidos que crean estas voces, se juntan en un mismo organismo y generan una atmósfera de diálogo entre ellas. Reverberaciones que quedan en tu cuerpo poco después de llegar al final de la canción.

Llegamos al cierre de The Practice Of Love, el final de un viaje intenso, lleno de emociones y sentimientos encontrados. Con “Ordinary”, una canción tranquila, la parte más vulnerable emocionalmente de Jenny Hval, se refleja en esta parte: encontrar consuelo en lo familiar.

No es una revista, es un movimiento.