187349
Hante. — Morning Tsunami

7

Hante.
Morning Tsunami

Synth Religion / 2021

Artista(s)

Hante.

Tratados de synth pop para el caos cyberpunk de la mente.

Hélené de Thoury es la mente maestra detrás de Hante. proyecto que maneja varios rangos de música electrónica, que difícilmente podrían ser para la pista de baile común, aún así esto no ha representado un impedimento importante al momento de dar a conocer su música. Lo de la también productora es un trabajo tan personal que es difícil describir por que ha terminado siendo el soundtrack de muchos.

Morning Tsunami como muchos otros trabajos en la actualidad se ha inspirado en los momentos de aislamiento y encierro que hemos sufrido a lo largo de los últimos meses, pero la situación aquí es distinta, de Thoury habla de un aislamiento mental, que poco a poco comienza a ser insuficiente y es ahí cuando la razón y la cordura se pierden. Este nuevo trabajo es una avalancha de sentimientos que esperan por salir a como dé lugar.

Musicalmente vamos a encontrar referencias al dark y synthwave, pero todo de manera mucho más precisa, los beats son más gruesos y pese a la secuencia constante de música (ritmos y acordes en repetición) hay una sensación de que el viaje es distinto en cada vuelta. El inicio en “Apnée” es simple pero contundente “Me falta oxígeno, no siento nada”, mientras una cama de electrónica trata de ejemplificar esa transición entre despertar y seguir soñando, es un tema bailable a todas luces, pero también muy ambiental y cinemático. Así la voz de Hante. se mueve como un espíritu constante dentro de las canciones sobre aceptar que no hay arrepentimientos para el amor (“Blank Love”), la sensación de excesiva procrastinación (“Wasting Time”) o una bella analogía que bien funciona para el amor ideal o para una meta inconclusa en la vida en “A Lifetime of Desires”.

El disco puede ser por momentos largo y hay secciones que parecen un track continuo cuando a veces ya has pasado al siguiente, lo cual en vivo debe funcionar muy bien porque nadie quiere ser interrumpido mientras baila, pero en el álbum podría caer en el territorio de la monotonía. Uno de los puntos más altos lleva por nombre “Two-Faced Angel” que sintetiza muy bien la idea de techno oscuro y fuerte, combinada con una de las mejores frases del disco “Podemos tener una nueva vida, una nueva vida no artificial” como un llamado de esperanza a que vendrán tiempos mejores.

Este un trabajo por demás interesante, que no perfecto, y aunque tiene una temática de inspiración similar a la de muchos trabajos de estos últimos meses no va a envejecer mal. Hay múltiples razones para caer en crisis personales, siempre hay un nuevo reto y Hante. llegó no para motivarte a salir de estos, si no para acompañarte mientras decides si continuar o rendirte.

 

No es una revista, es un movimiento.