36957
Fruto de cambios inesperados: Los Campesinos!

Fruto de cambios inesperados: Los Campesinos!
Fruto de cambios inesperados: Los Campesinos!

/

Artista(s)

07/Nov/2013

Los Campesinos!

No Blues

Turnstile

2013

Dos años han transcurrido desde que Hello Sadness arribó a nuestros oídos para poner en tela de juicio si Los Campesinos! habían llegado a un callejón sin salida o si podrían madurar. Es ahora, al escuchar No Blues, que llega a nosotros la conclusión de que no quedaron atrapados, lo lograron y siguen adelante pese a la ausencia de Ellen.

De entrada, los títulos de las canciones se vieron recortados en comparación con sus creaciones anteriores. “For Flotsam” es el tema de apertura de un disco lleno de sorpresas con un ritmo bajo e incluso plano en cuanto a melodía se refiere, solo que al escuchar “if you're unhappy, then you gotta find the cure” además de un relato sobre las ex novias y la manera de continuar, la curiosidad y cautivación pasan a formar parte del hilo secuencial para las rolas venideras que Tom y compañía prepararon y cuajaron.

La profundidad y mensajes de las letras retoman el amor desde una perspectiva diferente, si bien se maneja la irreverencia e ingenio para mezclar tan complicado tópico con hechos históricos, artísticos, culturales y, ¿por qué no?, con dolor; “Glue Me”, es prueba fehaciente de ello.

“As Lucerne (The Low)” y el primer sencillo del álbum, “Avocado, Baby”, son canciones que no necesitan ser las últimas o las primeras para decir que representan lo mejor del material, pues es la historia contada en unas cuantas estrofas y entrelazada con coros infantiles, tamborazos alocados y  gritos del vocal. La favorita de muchos después de “Cemetery Blues”.

Al pensar que eso ha sido todo, que no hay más sorpresas, nos encontramos con un pop rock irremediablemente plagado del acento y lenguaje británico: "Let It Spill", tema más inclinado hacia la ruta experimental que decidieron adoptar en ciertos tracks los nativos de Gales; igualmente, inicios prolongados y voz remarcada seguida de su glockenspiel.

Con “Selling Rope (Swan Dive To Estuary)”, la número diez, con 6 y medio minutos, concluye No Blues y se torna interesante con su piano y batería, no guitarras, no bajo, sólo unos golpeteos al fondo que acompañan a las composiciones que rematan con: “one day I will be again” y otras estrofas alusivas, por así decir, al karma y el enfrentamiento con él.

Durante 7 años, Los Campesinos! han tenido altibajos y han recibido críticas y reconocimientos; su material predecesor dejó mucho que desear (los fans y las ventas lo comprobaron), pero ahora es tiempo de probar de lo que están hechos. Tal vez no de lo mejor, pero sí suficiente para hacer de este LP un fruto de cambios inesperados.

No es una revista, es un movimiento.