105984
Fishbach – À Ta Merci

8

Fishbach – À Ta Merci
Fishbach – À Ta Merci

Enterprise / 2017

Artista(s)

Fishbach

28/Feb/2017

El esperado regreso de la canción francesa.

Abundan las empresas de electropop con canciones atoradas en el tránsito. Los one hit wonder desaparecieron para convertirse en álbumes mediocres que terminarán abandonados en carpetas virtuales. Muchas de ellas sin haberse escuchado en su totalidad. No es regla, pero diariamente escuchamos algo nuevo porque-cada-día-hay-algo-nuevo que pasa desapercibido, como las galletas de animalito que nos daban de niños. Estamos ante una sobreproducción de la canción anclada en la tradición de fácil-escucha embarrada con sonidos electrónicos. Electropop. En Francia Flora Fischbach con su proyecto cuasi-homónimo Fishbach, pone el acento en su debut distanciándose del abaratamiento del género. À Ta Merci es una ráfaga de viento frío golpeando tu rostro mientras desciendes en paracaídas durante el invierno. Es robusto y coherente.

En su país ya comienza a mencionarse el regreso de “la canción francesa” al hablar de Fishbach, la chanson caracterizada por ser en francés combinando lo teatral y el cabaret (Edith Piaf y Serge Gainsbourg) tiene una heredera que también se desliza entre electropop y rock. La voz de Flora es un instrumento transformándose dentro de cada canción, acercándose a los tonos graves y agudos al mismo tiempo, recorriendo las líneas marcadas por el bajo –“Y crois-tu”–, pero también acompañando el deámbulante tránsito de los synths (Alexandre Bourit) en las piezas oscuras –“Invisible désintégration de l'univers“–. La voz vive. Respira. Grita. Se arroja al vacío, se oculta, se impone sobre el resto de los instrumentos para reclamar algo de lo que se tiene certeza. Quizá esté malherida.

El bajo (Michelle Blades) acecha, persigue, espía. Y la guitarra (Nicolas Lockhart) permanece oculta, sin hacerse notar, desde ahí sus cuerdas vibran ocasionalmente. Un álbum peculiar por sus cambios en ritmo y en el tono, dirigidos por la interpretación vocal, el personaje que camina sobre avenidas soleadas, melancólicas o sombrías clavando su mirada sobre su entorno. Es imposible no mirar su rostro, seguir sus pasos o escuchar su canto –“Le meilleur de la fête”– . Si Fishbach en alemán significa pez en el río, este es uno negro nadando entre aguas cristalinas heladas.

Visita el Facebook de Fishbach

No es una revista, es un movimiento.