Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

60377
Camino de la distorsión con Buzzcocks

Camino de la distorsión con Buzzcocks
Camino de la distorsión con Buzzcocks

PledgeMusic / 2014

Artista(s)

Buzzcocks

Revistas como NME o la misma BBC Radio los aclaman como los representantes más importantes de una época en la música británica que fue clave tanto para el punk como para el indie, y si bien tal vez sea porque son los únicos sobrevivientes, Buzzcocks siempre se ha caracterizado por ser algo más profundo de lo que aparentan.

Ocho años pasaron desde su último lanzamiento de estudio y más de treinta y cinco años desde su formación para alcanzar una novena placa; lo bueno tarda en hacerse, ya que es un álbum repleto de grandes canciones. Steve Diggle ha envejecido con la dignidad necesaria para recetarnos buenas dosis de estridente punk rock más que necesario hoy día.

¿Guitarras distorsionadas? Sí, tocadas con precisión, fuerza y un sentimiento que arrasa igual que un remolino de fuego. ¿Dudas? Entonces escucha cómo suena “Virtual Really” o “Out of the Blue”, que abre con un feedback puntilloso que se te clava en el bodoque de masa que existe en medio de tus orejas.

Las voces de Diggle y Shelley prevalecen de su característico contenido lírico social marcado por la apatía de la vida en Gran Bretaña desde que tienen memoria, temas como “Saving Yourself” y “People are Strange Machines” oscilan con respecto a temas como la depresión, futuros opresores y otros eventos que parecen pasar desapercibidos para las bandas indie que les siguieron.

¿Líneas de bajo? Densas y precisas. Como si se tratara de disparos por parte de un francotirador inspirado; si bien la guitarra ha sido siempre el sonido más característico de estos originarios de Manchester, los dedos de Chris Remmington se mueven como tentáculos entre las cuerdas mientras Danny Farrant destroza todas las tarolas que encuentra a su paso.

Cada pieza de este material bien podría volverse un sencillo o un tema que valdría la pena escuchar en vivo; Buzzcocks jamás se ha tratado de rellenos o de hacer algo por hacerlo; The Way es un disco con un sonido oscuro, muy del gusto de los británicos sin duda.

Este nuevo material tal vez no dará mucho de que hablar este año ya que no son una banda que guste de ser asociada con marca de ropa, tiendas, revistas u otros males que pareciera se han vuelto necesarios hoy día para promover a las bandas, pero quién se encuentre con él sentirá su cuerpo retumbar.

No es una revista, es un movimiento.