47317
Electric Litany: Letanías que rebotan en las paredes de nuestras mentes

Electric Litany: Letanías que rebotan en las paredes de nuestras mentes
Electric Litany: Letanías que rebotan en las paredes de nuestras mentes

/

Artista(s)

29/Abr/2014

Electric Litany

Enduring Days You Will Overcome

Inner Ear

2014

Cuenta la leyenda que los relojes que dan inicio a “Time”, canción incluida en aquella obra maestra titulada The Dark Side of the Moon, eran grabaciones que Alan Parsons tenía guardadas esperando ser usadas algún día. Se sabe que el mismo Alan fue el ingeniero de sonido detrás de las consolas para la creación de tal monolito eterno, fabricado en el templo sagrado conocido como Abbey Road Studios, lugar en el que este mismo sujeto puso los toques finales y atinados detalles de producción para el álbum Enduring Days You Will Overcome; su legado fue la causa por la que la banda lo buscó para ser parte de este proyecto.

Electric Litany es otra de esas agrupaciones que creció mamando la leche de vacas sagradas como Alan Parsons, escuchando y complementando sus ansias creativas con rock progresivo, haciendo que los ambientes sean parte de historias hechas música, logrando que la voz, más que palabras, sea un canto que se clava en la memoria; como voces de solitarios monjes ofreciendo letanías que rebotan en las paredes de añejas catedrales.

Primero un track de acordes de guitarra con reverb y esa voz que en todo el disco nos va a transportar por el sueño, con la sensibilidad de Jonsi de Sigur Ros, pero con timbre más grave y sentido; después “Silence”: coros con vocoder, batería tímida y bajo itinerante llevando el ritmo; sigue “Hold Fast to Dreams”, con notas lejanas y ambientes que remiten a Mogwai. Luego, “The Soul Remembers Everything”: misterio que denota la influencia de las raíces griegas de los integrantes.

“Vanish”, en efecto, desvanece las ideas; hay que tener la mente en blanco para dejarse llevar por temas como este y maquilar paisajes, historias, rostros y momentos. “Name” nos devuelve la aventura sonora, nos hace querer comparar a esta banda con lo que suena en todos lados, pero no podemos encontrar el modo, y de nuevo esa voz nos atrapa.

El tema que da título al disco es pura experimentación sonora, “In the Morning” devuelve la alegría ante tanta nostalgia, “Feather of Ecstasy” nos recuerda a The Cure, “Empty Sea” es un despertar frenético, “You Make Me Feel” es otro canto difuso en las sombras, “Farewell (to setting flowers)” la triste despedida.

Es apenas el segundo disco de Electric Litany y les auguramos un nicho en las catacumbas de aquellas bandas que no logran brillar en la fama, pero sí en la memoria de sus fans y de aquellos que buscan alimentar sus oídos y que encontrarán en este disco algo digno de ser apreciado.

No es una revista, es un movimiento.