50053
El siniestro encanto de Le Butcherettes está de regreso

El siniestro encanto de Le Butcherettes está de regreso
El siniestro encanto de Le Butcherettes está de regreso

/

Artista(s)

11/Jun/2014

Le Butcherettes

Cry Is For the Flies

Nadie Sound Inc.

2014

El proyecto liderado por la explosiva Teri Gender Bender por fin regresó con un nuevo material de estudio, después de que la guitarrista y cantante enfocara sus esfuerzos tocando con otros grupos.

Titulado Cry Is For the Flies, dicho material fue grabado hace un par de años y por motivos personales, Teresa Suárez decidió esperar hasta ahora y realmente valió la pena.

Con colaboraciones de Henry Rollins y Shirley Manson, un garage rock efectivo y 11 tracks con los que Teri exorciza los demonios de su pasado, el segundo LP de Le Butcherettes podría ser uno de los mejores discos de este año.

El disco empieza bien con “Burn The Scab” y en poco tiempo nos damos cuenta de cómo será el resto de la travesía. Es fácil notar que Teri ha madurado como cantante, música y compositora, ya que si bien el álbum tiene ese sonido que ha caracterizado a la música de Le Butcherettes hasta ahora, también cuenta con algunos grandes momentos de experimentación.

En “My Child” sobresale el bajo gracias a una nota recurrente a lo largo de sus casi 3 minutos de duración. Se escucha como si sólo estuvieran golpeando las cuerdas del bajo con cierta furia, dando como resultado algo desolador.

Después, los primeros acordes de “Your Weakness Gives Me Life” indican que estamos a punto de escuchar otra canción interesante, la cual, como si se tratara de un retorcido poema de amor, al principio reza “All i feel is you, your sickness slowly killing me”, mientras que en “Boulders Love Over Layers Of Roc” sobresalen los ritmos provenientes de un sintetizador y secuencias que se complementan a la perfección con una eficaz batería.

“Poet From Nowhere” es una de las canciones más rápidas de Cry Is For the Flies y seguramente pondrán a saltar a todos cuando la toquen en vivo gracias a su extraña combinación bizarra de rock, polka y música de circo; rara y muy buena.

Casi al final del disco, “Crying Out To The Flies” suena algo densa y un poco dramática. Podría decirse que es lo más cercano a una balada, pero con el sello particular de Le Butcherettes. Cuando parece que el viaje musical ha terminado, nos encontramos con un bonus track, “Blackhead”, que cierra el álbum de la mejor manera posible.

Con esta producción, una vez más caemos ante la seducción sonora y el peculiar encanto de Teri Gender Bender y Le Butcherettes. El grupo sigue mostrando su calidad y hasta donde es capaz de llegar.

No es una revista, es un movimiento.