99779
El Perro del Mar – Kokoro

8

El Perro del Mar – Kokoro
El Perro del Mar – Kokoro

/ 2016

Artista(s)

El Perro del Mar

Un viaje al oriente en Kokoro, el nuevo disco de El Perro del Mar.

Se vuelve bizarra la música cuando sale del contexto unisonoro. Para oídos ajenos, los ritmos mezclados suelen confundirlos. La clasificación (por darle un nombre) de géneros musicales está avanzando al ritmo del mundo. Ya no son las mínimas tonadas las que nos gobiernan; la revolución musical está aquí, está presente y El Perro del Mar sabe perfectamente cómo hacerla sentir.

Habían corrido más de tres años en que no recibíamos más novedad – ¡porque en verdad son novedad! – de las extrovertidas muestras musicales de Sarah Assbring. El estilo de dicha artista sueca se quedó detenido con su anterior disco Pale Fire, mismo que logró ser un ejemplar arrítmicamente diferente a lo que, posiblemente, sea su ‘género musical’. Pero la espera terminó… Assbring con su impredecible proyecto El Perro del Mar devuelve, a todos los inesperados, una señal de vida con su más reciente álbum discográfico Kokoro.

Este último trabajo musical fue terminado de cocer el mes pasado como una auténtica galleta oriental. Un disco basado en una anormalidad personal de Sarah donde pretende inyectar esencias de una cultura diferente a sus raíces e increíblemente lo logró. Con un significado apegado a “sentimientos” o “corazón” (por su significado en japonés), Perro del Mar interpreta sus nuevas creaciones con elementos de la vida artística/musical de los países del oriente: instrumentos, influencias, coros y letras gozadas en lenguas japonesas, chinas y camboyanos. Abrazando sus melodías con instrumentos tales como el shakuhachi japonés, el guzheng chino de cuerda, flautas y sonidos asiáticos, Kokoro recibe la unión de ramas y vidas de diferentes partes del mundo, especialmente orientales. Sin embargo, lleva tatuado también un gozoso elenco de coros suecos y pasados musicales de Indonesia, Etiopía y parte de Egipto.

10 son los tracks que componen el escultural trabajo. Temas que desaparecen aquella etiqueta que recibió en sus inicios como “pop independientemente melancólico”. Si en algún momento From the Valley to the Stars y Love Is Not Pop (su segundo y tercer álbum) descompusieron el erróneo patrón, Kokoro se convierte en el camaleón de todo lo que, hasta ahora, Assbring ha logrado sembrar.

Con un inicio de cuento de hadas chinos, “Endless ways” juega como batuta de este quinto disco. Acompañado de una tilde vocal, Perro del Mar nos logra transferir a un glorioso escenario sobrio y delicado. Una gran forma de arrancar el viaje. Y es que si tuviésemos que definir el talento musical que Sarah Assbring ha logrado, lo marcaría como ‘pop vibrante’; un claro ejemplo: “Kokoro”, segundo track titulado como el disco. Un tema que sostiene la fuerza, la particularidad y la lealtad que inspiró en un principio a esta dichosa sueca.

Andando lentamente en el viaje que se propone, “Breadandbutter” sostiene la tendencia japonesa que deseó expresar con tambores y sintetizadores que protegen las cuerdas similares al arpa que se reconoce en Japón y Tokio. Una velocidad musical que no sobrepasa el acento de Sarah. ¡Grande! Tal igual como suena “Clean your window” con algo apegado a lo que es el radio-friendly dance-pop combinado con percusiones chinas; “Ging Ging”, una severa decisión de apostar por un sonido tan variado y autodidáctico: arpa, sintetizadores y bajeo absoluto; todo sin perder el gemir rítmicamente peculiar de Perro del Mar.

En alguna parte del Oriente, Kouign-Amman retorna la tradicional manera de hacer una tarta francesa. De la misma manera, “Kouign-Amman”, sexto track, apuesta por la composición musical como una cocción de música asiática y un ventajoso pop extraterrestre. ¡Como animación japonesa!

Un trabajo musical que sobrepone todo los años que intrigamos la nueva apuesta de El Perro del Mar. Canciones como “A-Bun-Dance” y “Hard soft hard” respaldan las ganas de Sarah Assbring por exportar al destino un género perdido en partes americanas, africanas o de la misma Europa. Canciones que nos transfieren a un pedazo de los países más desarrollados para, por medio de estas, descubrir la nueva, elegante y detallada manera de hacer música.

Sigue a El Perro del Mar en Facebook para enterarte de todas sus noticias.

No es una revista, es un movimiento.