Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

58175
El desamor en sus distintas formas

El desamor en sus distintas formas
El desamor en sus distintas formas

Arts & Crafts México / 2014

Artista(s)

Torreblanca

En la vida existen diferentes maneras en las que se presenta el desamor, ya sea porque la relación se desgasta y se vuelve monótona o por no gustarle a la persona en cuestión; situaciones que a pesar de la vulnerabilidad que puedan provocar, ayudan a crecer y madurar. A esta temática remite directamente El Polvo en la Luz, el segundo material discográfico de larga duración de  Torreblanca.

Producido en México y Nueva York por Hector Castillo, quien ha trabajado con figuras importantes como Björk y David Bowie, dicho material cuenta con las colaboraciones de Peter Buck, guitarrista de R.E.M.; y Didid Gudman, además de Natalie Reyes en el rol femenino, quien se encarga de darle fuerza y frescura.

El Polvo en la Luz refleja la aventura, en cuanto a composición musical se refiere, de producir letras melancólicas acompañadas de música bailable. "Mil Fantasmas" te recibe con hermosas notas de piano, mientras la soltura de la voz del cantautor Juan Manuel te invita a seguir con la reproducción.

"Vapor" te captura desde el primer momento y "Vertientes" es muy emotiva e intensa. Por otro lado, los instrumentos de "Como un Amigo" conquistan tus oídos y cuando te das cuenta, en "Sabotaje" ya vas a la mitad del disco sin siquiera sentirlo.

"Hubo Valor" y "Culpables e Inocentes" no dejan que te apachurres en el recuerdo amoroso por su base musical alegre, mientras que "Indestructible" y "Vana", que son más calmadas y remueven heridas, revelan que se avecina el final.

El cierre resulta perfecto e impredecible con "Gran Adiós", en la que Natalie te recuerda que todo terminó en el amor y que debes dejarlo ir.

En este disco se nota la evolución del la banda desde el EP Defensa y su primera placa, Bella ÉpocaTorreblanca demuestra que el lugar que se ha ganado en la escena nacional es producto de su constante trabajo y su estilo único.

No es una revista, es un movimiento.