62535
El beibi afrodisíaco

El beibi afrodisíaco
El beibi afrodisíaco

Burger Records / 2014

Artista(s)

12/Nov/2014

La música latina no tiene freno, pero es el garaje el que abre puertas a patadas y gritos. Beibi, el segundo lanzamiento de AJ Dávila en lo que va del año, es un material que si bien tardó mucho menos en cocinarse que Terror Amor, es mucho más elemental y directo, pero no para nada de calidad inferior.

Era justo que tras casi dos décadas de trayectoria y carrera musical, Dávila diera el paso siguiente en su creatividad. Además de garaje y pop rock, hay una mezcla de géneros que no valdría el esfuerzo etiquetar pero sí resaltar, ya que afloran las influencias del cantautor que ha sido parte de movimientos de hip-hop, punk y garaje, en temas como “Oh Mamá”, “Sé de Ti” y “Qué bien” que mantienen una temática casi pornográfica que inicia desde la portada.

Es de recalcar que este segundo lanzamiento en solitario es mucho más Dávila 666 y menos Terror Amor, pues la voz y las técnicas de producción fueron menos pulidas, más cercanas a Tan Bajo o el homónimo del combo garaje boriquén tan laureado como extrañado. El factor más importante es que si bien hay una clara evolución en Arnaldo José y su legión de malvivientes. éste es su primer material sin desfile de invitados; es AJ y los boricuas sueltos en el estudio sin voces o instrumentos extra.

La carrera de AJ Dávila se está disparando como era de esperarse ya que si bien el sello que editó su debut de manera internacional fue Nacional Records, quien se encarga de mercadear talento latino en zonas anglosajonas fue nadie más y nadie menos que Burger Records, que retomaron lo que los primeros dejaron sembrado. Una disquera de garaje para quien ondea la salvaje bandera latina en todo el mundo con sucias guitarras y berridos satánicos; ésta es la real continuación de donde se quedó hace tres años.

Lo mejor de este material es que AJ se mantiene honesto en las temáticas que siempre han caracterizado los lanzamientos del bellaco: sexo y agresión, canciones que hablan de sucio coito, felación, puñetazos e impertinente actitud que son incluso contagiadas en su versión de “Media Naranja” de Fey, que cantada por AJ parece insinuación, burla y de escondidos deseos perversos en lo que solía ser una inocente y dulce letra.

¿Será a caso este lanzamiento lo más cercano que tenemos hoy día a un afrodisíaco en el garaje? Oh mamá, solo queremos pecar.

No es una revista, es un movimiento.