214468
Death Cab for Cutie — Asphalt Meadows

10

Death Cab for Cutie
Asphalt Meadows

Atlantic Recording Corporation / WEA International / 2022

Artista(s)

Death Cab for Cutie

La creatividad está más viva que nunca.

Tras cuatro años de silencio Death Cab for Cutie, esta de regreso con su décimo e inesperado álbum Asphalt Meadows. Contando con un Ben Gibbard más renovado, la banda logra reconectar con ese espíritu adolescente dándonos una selección de 10 temas los cuáles nos llevan por diferentes texturas sonoras que van desde lo más electrónico hasta canciones con tintes más atmosféricos.

Asphalt Meadows logra equilibrar a la perfección la sensibilidad del pop con esa interacción única que coexiste entre el indie rock optimista y el terror existencial al que nos tiene acostumbrados la banda, teniendo como resultado un disco que se siente totalmente dinámico y embriagante a la escucha, evitando caer en lo monótono y en lo predecible.

Gran parte de esta frescura musical se debe a la influencia del productor John Congleton (St. Vincent, Lana del Rey), quien le agrega su marca particular de producción precisa y reluciente, la cual encaja perfectamente con la banda, guiando por buen camino este nuevo material.

El álbum inicia con “I Don’t Know How I Survive”, tema con una gran potencia musical lleno de electrizantes guitarras y una letra rotundamente reflexiva que habla sobre ser resiliente ante los miedos. Continua una de las canciones más cortas y primer sencillo del disco “Roman Candless”.

“Asphalt Meadows” canción principal del disco, se va más por ser un tema estándar pero con el que se va comenzando a asentar el álbum. Con una melodía más suave y un coro con tintes pop llega “Rand McNally” para sumergirnos en la melancolia a través de sus sonidos ambientales.

“Here to Forever” nos lleva a cuestionarnos sobre la vida y la mortalidad, mientras que “Foxglove Throguh The Clearcut” esta más encaminada por ser un tema atmosférico, sus versos hablados por Gibbard te van enganchando y llenando de tensión para después llegar a la catarsis del coro que resulta ser una melodía completamente hipnotizante.

La segunda parte del disco resulta ser un poco más dosil cumpliendo perfectamente su función de no dejar que el álbum se estanque o caiga en lo repetitivo y ahí es en donde entra “Pepper”, tema que vuelve a la fórmula clásica del rock/pop. Uno de los momentos más sobresalientes del disco es quizá “Wheat Like Weaves”, un rock suave que sabe darle al gancho con su encantador estribillo lleno de sutiles sintetizadores.

Con una melodía arrulladora “Fragments From the Decade”, nos habla sobre la perdida, la memoria y el avance, desarrollándose entre ritmos pausados y suaves. Con un ritmo consistente y un coro pegadizo el álbum termina con uno de los mejores temas que lo conforman y se trata de “I’ll Never Give Up On You”, un poderoso rock que cierra con broche de oro un disco que sorprende y que nos deja ver que la creatividad de Death Cab for Cutie sigue más viva que nunca.