34850
Daniel Avery: El principio del fin

Daniel Avery: El principio del fin
Daniel Avery: El principio del fin

/

Artista(s)

10/Oct/2013

Daniel Avery

Drone Logic

Phantasy Sound

2013

El guitarrista de The Rolling Stones, Keith Richards confesó en su autobiografía que descubrió una forma diferente de tocar la guitarra a partir de las música hindú hecha con resonancia vocal, hecho que en inglés se entendería como drone. Nunca hubiéramos imaginado que esta anécdota serviría de inspiración para el músico y productor Daniel Avery para bautizar su placa debut, Drone Logic.

Avery es originario de Bournemouth, una pequeña población al sur de la costa en Inglaterra, y durante su adolescencia creció escuchando a grupos como Pixies, My Bloody Valentine, Primal Scream y Death in Vegas entre otros. Con bagaje musical amplio, se aventuró a trabajar en los terrenos de la música electrónica, aplicando todo lo aprendido anteriormente.

Drone Logic nos lleva por caminos que recuerdan al acid house de los años 80's, sin abusar de elementos retro, al que añade su propio sello con procesos en los que filtra los sonidos de sus sintetizadores por pedales de efectos para guitarra eléctrica ¿el resultado? un viaje intergaláctico interminable. El mismo Avery lo confiesa en una entrevista, ya que no era su interés hacer un crossover rock/raver; sin embargo, los procesos de producción vinculados con lecturas como las de Paul Auster y Haruki Murakami lo llevaron a plantearse un proyecto donde la música tenga cambios de lógica y en donde el final está al principio.

Destacan el tema abridor, “Water Jump”, que usa un fabuloso break contrapunteado por una línea de bajo que se hace armonizar por un arpegio sincopado. Nos vamos con “Drone Logic”, un tema que evoca el acid house de finales de los años 80's; se escucha una voz que nos anticipa un viaje ácido en cuatro cuartos con claps y sintetizadores que se derriten al compás de la música. Llegamos al tema “All I Need”, que nos hace recordar que ya cruzamos siete tracks y no hemos parado de movernos. Nuevamente claps y sintetizadores con armonías sincopadas contrapunteando el bit y dándole cadencia a la música.

“Platform Zero” nos lleva por armonías hechas con los arpegiadores y delays del sintetizador, éste, más que una transición, es la anticipación para el tema “Need Electric”, que nos remite, como un homenaje, al productor Martin Hannet y el sonido que consiguió con Joy Division. Una batería mínimal en cuatro cuartos y sintetizadores procesados construyendo atmósferas melancólicas y a la par esperanzadoras.

Drone Logic es un disco equilibrado y recomendable no sólo para llenar una pista de baile sino también como soundtrack para la novela After Dark de Haruki Murakami.

No es una revista, es un movimiento.