82350
Dâm-Funk - Invite the Light

8

Dâm-Funk - Invite the Light
Dâm-Funk - Invite the Light

Stone Throw Records / 2015

Artista(s)

Dâm-Funk

02/Nov/2015

Invite the Light, un rayo de luz proveniente de los Campos Elíseos de Dâm-Funk.

Después de esperar por seis años desde el lanzamiento de Toeachizown (2009), por fin tenemos el nuevo disco como solista de Damon Garrett Riddick, mejor conocido en la escena musical como Dâm-Funk, a quien tuvimos la fortuna de escuchar este año en el Carnaval de Bahidorá. Actualmente, él es uno de los máximos exponentes de este género, además de ser uno de los visionarios que ha contribuido en crear lo que se ha descrito como future funk.

Es conocida la sincera pasión que Damon tiene por el funk, y esta queda plasmada una vez más en Invite the Light (2015), un sofisticado álbum con un arcoiris de géneros como el house y el hip hop, que se mezclan perfectamente en 20 tracks. Además, hay varias participaciones de invitados interesantes.

Un aura de misterio envuelve al disco de principio a fin, como si estuviéramos escuchando una grabación prohibida y fuéramos a ser perseguidos por esto. Varias piezas usan una estética que asemeja a la de una transmisión de radio o a un cassette corriendo, como lo son “Junie’s Transmission”, en donde el legendario Junie Morrison de los Ohio Players narra un críptico mensaje; la sincopada “The Hunt & Murder of Lucifer”; la tranquila “Glyde 2nyte”, y por supuesto, “Surveillance Escape” con unos precisos hi-hats y sintetizadores que empapan tu alma de funk.

Algunas canciones como “We Continue”, “Somewhere, Someday”,”O.B.E.” y ”Kaint Let ‘Em Change Me” recurren a una estructura más tradicional de funk con coros agudos y un bajo eléctrico apretado, siendo muy bailables. Unas composiciones son tan pero tan suaves y downtempo, que te derretirán la mente y te arrastrarán por un río de buena vibra, destacando  “Virtuous Progression”, “I'm Just Tryin' to Survive” y “Just Ease Your Mind from All Negativity”; esta última con Snoop Dogg y Joi Gilliam tirando versos magistralmente.

Entre las colaboraciones sobresale la de Flea (bajista de los Red Hot Chili Peppers) y Computer Jay (compañero de Damon en la banda Master Blazter) en la canción “Floating on Air”, creando una pieza hipnótica y minimalista. El siempre eclético Ariel Pink hace de las suyas en “Acting”, perdiéndose por completo en una cascada de voces entrecortadas.

Algunas canciones son ligeras y no se toman en serio, como “Missing U”, que juega con el Auto-Tune, y “Scatin’(Toward the Light)”, que tiene vocales improvisados y un movido slap bass. El disco cierra increíble con “The Acceptance”,  una sinfonía de distorsiones y ecos que dura nueve minutos, para no dejarnos indiferentes ante la luz que el profeta del funk nos acaba de mostrar.

No es una revista, es un movimiento.