51435
Craft Spells: El brete inventivo en proceso de superación

Craft Spells: El brete inventivo en proceso de superación
Craft Spells: El brete inventivo en proceso de superación

/

Artista(s)

10/Jul/2014

Craft Spells

Nausea

Captured Tracks

2014

Volver a San Francisco, salir con viejos amigos, leer a Yukio Mishima, escuchar a Ryuichi Sakamoto, inmiscuirse en el mundo del piano y retomar esa imaginación perdida, es lo que Justin Vallesteros cuajó en esta nueva entrega titulada Nausea, que si bien no supera lo previo, otorga una buena travesía por sonidos distintos; un vistazo hacia el futuro de Craft Spells.

Las canciones fueron compuestas en piano, por lo que la influencia de éste es imperativa y se percibirse en cada una de ellas. Justin dejó de lado su tan amada guitarra y retornó a la música análoga de manera elegante. “Nausea”, tema que da nombre al álbum, es el encargado de abrir la secuencia, mostrando lo abrupto que puede ser encontrarse entre los suburbios, aislarse de la tecnología para retomar esa zona de confort y empezar todo nuevamente.

“Komorebi”, segundo track, cuya traducción del japonés es “luz filtrada a través de los árboles”, posee influencia tanto de Mishima como de Sakamoto. Es una canción vuelta homenaje que tiene la misión transportar al oriente con flautas, panderos y platillos de batería, el “Party Talk” de este lote.

Si bien Vallesteros no da prioridad a las guitarras, su papel, aunque algo disminuido, continúa vigente; “Changing Faces” y “Dwindle” son pruebas fehacientes de ello. Los acordes del bajo acompañados con tambores, potencian la melancolía de sus letras. Incluso “Instrumental” es un apacible descanso a tan traumática situación como lo es la adicción a las redes sociales. He ahí “Twirl” y su “there goes all my silence” bajo tintes sesenteros pop que bien podría pasar como rola de Wild Nothing o Beach Fossils, bandas pertenecientes al mismo sello discográfico.

El cierre se avecina con “Laughing of my Life”, en la que de igual manera los sintetizadores y piano hacen lo suyo. Posteriormente, Justin trata de rememorar Idle Labor con “After The Moment”, pero no tiene éxito.

“If I Could”, “Breaking The Angle Against The Tide”, y “Still Fields (October 10, 1987)”, como bien lo dicen sus nombres, representan su sentir al experimentar una crisis creativa, mejor conocida como bloqueo del escritor. Las tres, a excepción de la penúltima, que en cuanto a melodía es una de las mejores, pasan sin pena ni gloria.

Nausea es el reflejo del limbo emocional de Vallesteros, lo cual lo ha acomplejado a tal grado que su EP del 2012, Gallery, ni siquiera se postula como algo digno de Craft Spells. Evidentemente, tras unos años de preparación musical e intelectual, la minuciosidad y esmero invertidos en este material saltan a la vista, por ello no se puede dejar de lado lo que la banda californiana tiene algo que ofrecer. Es el comienzo de una madurez que si se encauza correctamente, podría lograr maravillas.

 

No es una revista, es un movimiento.