Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

12477
COEXIST, EL RETO DE THE XX

COEXIST, EL RETO DE THE XX
COEXIST, EL RETO DE THE XX

/

Artista(s)

14/Sep/2012

The xx

Coexist

Young Turks

2012

El segundo álbum, como siempre, es el coco de todas las bandas. Después de la  increíble acogida que tuvieron con su disco debut titulado simplemente xx, Romy Madley Croft, Oliver Sim y Jamie Smith (aka Jamie xx) -ganadores del Mercury Prize en 2009- tenían el reto no sólo de satisfacer a una audiencia enorme, sino de entregar algo de la misma o mejor calidad que xx, lo cual de entrada no pintaba fácil.

Bandas que comienzan su carrera con un primer disco tan aclamado, comúnmente se abruman y se presionan al sacar el segundo. El sonido que nos reveló esta banda con xx se convirtió en un punto de referencia. Fue un álbum de una belleza muy austera y delicada, repleto de silencios largos y enigmáticos a los que no estábamos acostumbrados. Fue un material que les concedió un estilo muy propio y diferente al de cualquier otra banda.

Los susurros y los hermosos silencios -que no resultan incómodos, sino que encajan perfectamente bien en todos los temas- siguen presentes en Coexist y lo ayudan a fluir como agua. Cada acorde está repleto de sentimiento y misterio.

“Angels”, aunque hermosa, decepciona un poco por sonar exactamente igual a las canciones del álbum anterior. “Reunion” maneja elementos nuevos como el uso del steel drum dándole un aire medio caribeño y refrescante. “Missing” es una de mis favoritas por ser sutilmente romántica sin llegar jamás a ser cursi, envuelta de principio a fin en ese aire minimalista tan característico de The xx.

“Tides” es una rolita muy bien lograda que combina elegantemente el sintetizador con coritos fantasmales. “Swept Away” maneja un house beat delicioso que recuerda un poco a Everything But The Girl. La melancolía es la piedra angular de esta placa y recorre las venas de todos los tracks. Si se está pasando por una situación amorosa difícil o -peor aún- una ruptura, este disco se volverá una adicción y se querrá regresar a él compulsivamente.  Los que no pasan por ningún tipo de situación amorosa, lo escucharán por el puro gusto de dejar entrar a la soledad y a la tristeza en sus oídos.

Coexist es un disco firme, completo, con ejecuciones impecables de músicos que se nota que se han presentado en un sin fin de festivales y que tienen la confianza en sí mismos para sonar como una banda sólida y coherente. La fórmula de “menos es más” les funciona a la perfección y demuestran su gran capacidad creativa superando con creces la difícil prueba del segundo álbum.

No es una revista, es un movimiento.