Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

45966
Blood Red Shoes: Perfectos desastres sentimentales

Blood Red Shoes: Perfectos desastres sentimentales
Blood Red Shoes: Perfectos desastres sentimentales

/

Artista(s)

02/Abr/2014

Blood Red Shoes

Blood Red Shoes

Jazz Life

2014

“Welcome Home” después de un día difícil en el trabajo, durante el cual el camino se resumió a ser aplastado por una multitud que como tú busca ganarse la vida y que por eso tiene que moverse, da la bienvenida a la ira necesaria que se concentra en nuestros oídos en riffs ajenos, notas que nosotros quisiéramos tocar y que emulamos haciendo air guitar como con el tema instrumental que da inicio al cuarto disco de Blood Red Shoes.

Nombrados en honor a los zapatos ensangrentados de la bailarina y actriz Ginger Rogers, este combo originario de Brighton, Inglaterra, no le pide nada a otros duetos como The Kills, No Age, The White Stripes y mucho menos a The Black Keys, hecho que queda de manifiesto con sus variantes: guitarra que suena a bajo distorsionado y coros en melodía; “Everything All At Once”.

Actitud de desfogue con “An Animal”, cuerdas expansivas, el fuego en los ojos de Laura-Mary Carter y Steven Ansell que celebran 10 años de existencia este 2014.

“Grey Smoke” nos deja apreciar la voz de Laura-Mary, “Far Away” porque también hay espacio en los corazones para la nostalgia, y porque todos alguna vez en nuestra vida hemos tenido que alejarnos para crecer: “Where we going? I don’t know, I just wanna be anywhere but here”. “The Perfect Mess” fue el punto de referencia para un concurso que realizó la banda entre sus fans invitándolos a que describieran el título de la canción con una foto en Instagram, los resultados los pueden ver con el tag #ThePerfectMess.

“Behind A Wall” es el ejemplo perfecto del por qué debemos ponerle atención a estos 2 agradables muchachos y su sonido ya bien definido, sin pretensiones, con la complejidad de la que carecen bandas incluso de más integrantes; “Stranger” es otro dejo de abandono y melancolía con la voz femenina, mientras el hombre detrás de la batería demuestra su potencial creativo ofreciendo uno de los temas más gloriosos y elaborados de la obra de Blood Red Shoes, que también apuesta por la contemplación y dar ambiente a la imaginación.

“Speech Coma” nos recuerda los primeros días de la banda a media luz, pero todo vuelve a iluminarse con “Don’t Get Caugh”; el tono serio para decir las cosas y tocar maduramente, evitando los tonos y ritmos fáciles para hacer bailar. “Cigarretes in the dark” es un lento experimento que se enaltece, “Tightwire” es la hermosa despedida a este material que encantará a los que apenas conocen al dúo y que hará que quieran buscar su acervo anterior, el cual también vale mucho la pena.

No es una revista, es un movimiento.