Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

91295
Birdy – Beautiful Lies

8

Birdy – Beautiful Lies
Birdy – Beautiful Lies

Atlantic Records / 2016

Artista(s)

Birdy

20/Abr/2016

Beautiful Lies; o cómo encontrar tu propio estilo sin morir en el intento.

Desde su debut homónimo publicado en 2011 y a pesar de estar formado casi en su totalidad por covers, fue inevitable voltear la mirada hacia el potencial que emanaba Jasmin Bogaerde, mejor conocida como Birdy.

Con tan solo 14 años de edad y una poderosa e impecable voz, logró darle a cada canción un giro distinto del original y más desarrollado de lo que se podía esperar para la poca experiencia que tenía.

Dos años más tarde, Birdy nos cambió la jugada en Fire Within, pues todas las canciones provenían de su autoría, y fue cuando pudimos notar que su talento era auténtico. Los temas tenían un sonido folk pop que se escuchaba muy sincero a diferencia de lo que figuraba en las listas de popularidad en 2013. Esto logró colocar a Bogaerde dentro del gusto de muchos.

Tres años más tarde llega su Beautiful Lies a través de Atlantic Records, un trabajo que se escucha más maduro y sensato gracias a que cada canción fue escrita por la joven artista, dándole una esencia más personal al material.

Desde la primera vez que escuchas el disco, se observa claramente una evolución en las habilidades de Jasmine. La canción que abre este nuevo viaje sonoro, “Growing Pains”, sirve como un claro ejemplo para materializar la influencia oriental de la que la cantante hablaba en declaraciones previas, y que instrumentos como gongs y otras percusiones hacen más notoria la inspiración.

 En “Shadow” podemos notar el amplio rango vocal de Birdy, donde muestra su capacidad de llevarnos por territorios graves y la facilidad de elevarnos con sus agudos.

“Keeping Your Head Up” manifiesta  otra cara del álbum: el arpegio de un piano que se repite una y otra vez hasta que el coro llega y, casi llorando, dice “Hold tight, you’re slowly coming back to life, I’ll be keeping your head up”.

Otra joya que debe rescatarse es “Save Yourself”, una balada fuera de lo común, en la que es casi imposible hacernos sentir empáticos ante el escenario de una relación moribunda en la que es mejor terminar todo a seguir causando daño.

A pesar de ser inevitable escuchar este disco sin haber pensado en las baladas sanadoras de Lykke Li, Birdy es una de esas artistas que hemos observado crecer no solamente con el paso del tiempo, sino con la calidad de su trabajo: desde un disco de covers, pasando por un álbum de canciones coescritas por otros autores y ella y, finalmente, la última placa: canciones totalmente suyas.

Evidentemente Birdy está madurando, y con este crecimiento y después de dos discos, podemos decir que en Beautiful Lies finalmente se ha quitado de encima las sogas que la ataban a su cover de “Skinny Love”,  y ha logrado encontrar un lugar propio en la música. 

Este disco no decepciona, pues es de esos materiales que se escuchan una y otra vez, algunas veces entre lágrimas al identificarse con líneas como “Heaven knows there's no way to save us”, o con alegría al escuchar la reconfortante “Hear You Calling”. Al terminar de escucharlo, te deja con la tranquilidad de que todo puede mejorar.

No es una revista, es un movimiento.