95255
Bat for Lashes — The Bride

8

Bat for Lashes
The Bride

Parlophone / 2016

Artista(s)

Bat For Lashes

Una travesía que busca dejar el dolor atrás.

La emoción que toda persona debe sentir al escuchar “Hasta que la muerte los separe” debe ser indescriptible, pero ¿qué ocurre cuando esta trágica profecía se cumple antes de su unión? Esta es la interrogante sobre la cual se desenvuelve el cuarto álbum de estudio The Bride de Bat For Lashes.

En este disco, se explora hasta el más íntimo pensamiento que se te pueda ocurrir, el más espiritual o el más triste, cualquiera de los anteriores a través del personaje  que Khan nos presenta.

La melodía “I Do”, sirve para contextualizar la historia de una futura novia ilusionada con la felicidad que traerá el matrimonio a su vida. El arpa casi de ensueño puede transmitirnos el entusiasmo que siente previo al enlace. Más adelante en “In God’s House” –una de la canciones que más resalta–, la utopía imaginada comienza a ser menguada por la sombra de una terrible premonición, confirmada por la noticia de que su prometido, Joe, falleció. Para cuando llegamos a “Sunday Love”, el personaje principal de esta trágica historia se encuentra en una de las mayores crisis en la trama pues ella embarca un viaje por su cuenta después de enterarse de lo ocurrido para más tarde pasar su luna de miel en solitario.

Los conflictos que trae consigo la negación al haber perdido a un ser amado comienzan visibles en “Never Forgive The Angeles”, dónde se hace evidente la desolación que siente la novia después de que le arrebataron su final feliz, sin embargo, más calmada en “Close Encounters” podemos notar que su amor, iba más allá de lo terrenal. Después de un tiempo, llega la asimilación en “If I Knew”. La novia agradece a Joe por haber llegado en el momento perfecto y por lo momentos buenos y malos en los que él la ayudo a encontrar la luz. Es así como se da cuenta que su vida debe continuar y en “I Will Love Again” decide regresar a casa.

A pesar de que The Bride es un álbum que gira alrededor de una misma circunstancia, hay algunas canciones que pueden ser interpretadas desde diferentes perspectivas y esto se lo podemos atribuir a las destrezas de Khan a la hora de escribir. Lo que nos resulta ajeno, es quizá la falta de melodías fuertes y poderosas que hemos disfrutado hasta el cansancio en sus entregas pasadas, como “What’s a Girl To Do?”, o la pegadiza “Daniel” o la exquisita balada “Laura”.

No obstante, tampoco podemos dejar de lado la evidente evolución, tanto musical como lírica, que ha tenido Bat For Lashes, pues ya hace diez años que llegó Fur And Gold y después le siguieron el nominado al Mercury Prize de 2009, Two Suns y el aclamado The Haunted Man con el que consolidó ante la crítica su talento como cantante y compositora.

En conclusión, The Bride es el claro ejemplo de la habilidad de Natasha Khan de crear escenarios imaginarios y transportarlos de la mejor manera a los terrenos musicales para transmitirnos lo que el personaje en turno esta sintiendo en ese momento, y eso es algo que a muchos en este tiempo les cuesta trabajo hacer.

No es una revista, es un movimiento.