Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

55218
El regresar y rehacer de Blonde Redhead

El regresar y rehacer de Blonde Redhead
El regresar y rehacer de Blonde Redhead

Asawa Kuru / Kobalt / 2014

Artista(s)

Blonde Redhead

Hablamos de una banda que se reconoce a si misma como un ícono del rock americano alternativo. Han sido bien programados los periodos de silencio que el grupo ha estipulado como señales de pausa y ahora, tras cuatro años de ausencia, regresa con Barragán; una especie de oportunidad para regresar y rehacer.

A lo largo de sus diez tracks, su nove entrega conserva una esencia rock minimalista que bien raya en lo volátil, lo etéreo y lo provocador. "Barragán" marca el inicio, planteando la posibilidad de reconstruir el presente, desplegando un sonido más orgánico y puro al ritmo de una guitarra acústica y una flauta, prescindiendo así de la necesidad de marcar una atmósfera contrastada por sintetizadores que caracterizó a la banda desde sus inicios.

Temas como “The One I Love”, “Defeatist Anthem”, “Mind To Be Had” y su primer sencillo, “No More Honey”, nos hacen recordar a míticos del rock alternativo como Sonic Youth, My Bloody Valentine y Joy Division por la perfecta armonía que se conjuga entre los arreglos musicales de los gemelos Amadeo y Simone Pace, cuya guitarra eléctrica por momentos queda debajo de la sombra del efectismo, realzando más la psicodélica tonalidad vocal de Kazu Makino.

El responsable de este nuevo material fue Drew Brown, reconocido por haber trabajado con bandas del calibre de Atoms For Peace, Charlotte GainsbourgBeck y The White Stripes, entre otros. Su marca registrada se hace latente en temas como “Lady M”, “Dripping”, “Cato On Tin Roof” y “Penúltimo” por las contundentes bases construidas con sintetizadores que dejan rastros más poperos, pero sin dejar a un lado la autenticidad lúdica provocada por los solos de guitarra de Amadeo Pace.

El cierre está a cargo de “Seven Two”, en la que las voces de Amadeo y de Kazu se compaginan para dar una amena conclusión a este viaje que seguro nos deja un gran sentimiento de bienestar.

Barragán es álbum bastante placentero que más allá de pretender demostrar altos niveles de ejecución, consigue resaltar, provocar y enardecer nuevas sensaciones para los sentidos.

No es una revista, es un movimiento.