97448
Atmosphere – Fishing Blues

6

Atmosphere – Fishing Blues
Atmosphere – Fishing Blues

Rhymesayers / 2016

Artista(s)

Atmosphere

24/Ago/2016

El dúo de Minneapolis Minnesota, Atmosphere, regresa a los escenarios.

Sean Daley, mejor conocido como Slug, y el productor y DJ, Anthony Davis, a.k.a. Ant, lanzan al mundo su nuevo LP llamado Fishing Blues, álbum que a su vez, cuenta con la colaboración de DOOM, Aesop Rock, Kool Keith, The Grouch, Dem Atlas, y muchos más.

Cuando uno piensa en rap, inmediatamente vienen a nuestra cabeza las letras llenas de egoísmo, presunción de los grandes millones o letras donde la autocrítica es contundente. Atmosphere nos presenta en esta ocasión un álbum reflexivo y socialmente consciente, con contenido político y conservador en cuanto al estilo de sus previas producciones discográficas.

Fishing Blues nos hace referencia a que independientemente del momento que estemos pasando en nuestras vidas, debemos estar con la caña lista para pescar cualquier ‘pez gordo’ que encontremos a lo largo y ancho del lago al que llamamos vida, desde un empleo nuevo, nuevos amigos, nuevas oportunidades de descubrir experiencias o un nuevo amor.

El disco cuenta con un buen inicio, y en “Like a Fire” se plasma la motivación para que hagamos cualquier cosa con intensidad. El primer sencillo del disco y segundo track, “Ringo”, nos regala un coro muy pegajoso “Everybody wanna see a falling star”.

La crítica social comienza desde el tema “Besos”, y continúa por diversos temas como “A Long Hello”, donde incluso Slug se lamenta por encontrar tantas canciones sobre rupturas; de igual forma, en “Pure Evil” escuchamos la perspectiva que tiene un policía sobre algunas brutalidades que llegan a cometer en el día a día.

Musicalmente hablando, se agradece la introducción de sonidos funk en “Perfect”; sin embargo, la continuidad del álbum llega a generar la percepción de la ausencia de un clímax, que nos incite a seguir con la escucha del disco.

Momentos de ligera misoginia se detectan en “Next to You”, puesto que la idea principal es el deseo constante por sentirse dentro del cuerpo de una chica, luego de una noche de fiesta con los amigos.

El resto del disco podríamos decir que se queda en el limbo, pasa sin pena ni gloria; sin embargo, puede llegar a ser bastante disfrutable la versión instrumental del álbum, disponible en las plataformas digitales más populares.

20 años de trayectoria musical hablan por sí solos, se nota un estilo definido del proyecto, incluso, para esta producción, este par de socios tuvieron que trabajar a distancia en algunas ocasiones, y aunque es destacable la armonía en la mezcla entre la música y la voz, el contenido y el estilo se llegan a quedar cortos, pues su álbum anterior Southsiders, nos dejó “mal acostumbrados”, por la gran calidad que este tuvo.

No es una revista, es un movimiento.