Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

47961
Atari Teenage Riot le da Reset al Digital Hardcore

Atari Teenage Riot le da Reset al Digital Hardcore
Atari Teenage Riot le da Reset al Digital Hardcore

/

Artista(s)

08/May/2014

Atari Teenage Riot

Reset

Digital Hardcore

2014

Esta década se ha caracterizado por el revival o el regreso de muchas bandas, algunas legendarias, otras no tanto, que han editado discos tras un largo tiempo de separación. A casi tres años del impresionante regreso de Atari Teenage Riot con Is This Hyperreal? (después una década de ausencia y sin Hanin Elias), Alec Empire, Nic Endo y Rowdy Superstar presentan Reset.

Si pensamos en la palabra reset, ésta bien nos remitir al botón que permitía reiniciar nuestro Nintendo a finales de los ochenta y principios de los noventa. Generaciones que empezaban a lidiar con la tecnología, adolescentes que veían las depresiones económicas de cerca: pérdida de empleo y problemas político-culturales.

Atari Teenage Riot representa esto, una adolescencia perdida entre comandos y códigos de programación. Pero, ¿Reset representa el reinicio de su música? Tal vez intentaron hacerlo, aunque al final de cuentas no lo consiguieron. El hardcore digital continúa ahí, como hace veinte años, sólo que hay un problema: sigue sonando a que estamos en 1994.

En aquel tiempo, ATR fue de lo más vanguardista que podíamos escuchar, influenciado por un entorno sociocultural, hasta cierto punto, de posguerra y conformismo, y musicalmente por el punk y hasta el drum n' bass. Si consideramos lo anterior, la pregunta obligada es: musicalmente, ¿qué inspira a Alec Empire?

La primera ocasión que escuché "Reset", tema que comparte nombre con el disco, me recordó un poco a"Start the Riot", canción que abre su álbum debut, Delete Yourself, y que me parece épica por su agresividad, su jovialidad y fuerza, aunque "Reset" es más un viejo presionando botones, cansado y desolado; aburrido de su trabajo y lleno de burocracia en sus hombros.

En alguna momento, ese viejo estuvo en contra del sistema, pero creció, dio su brazo a torcer y ahora trabaja para el gobierno expidiendo licencias para conducir. El problema de ATR es que ahora son unos "Modern Liars" (título de su propia canción). Sus grabaciones de estudio ya no suenan genuinas, ya no son aplastantes. Antes no tenían tanta competencia, jugaban a la par de Aphex Twin y The Prodigy, pero el tiempo ha pasado y el industrial, power noise y el aggrotech ofrecen más alternativas de lo que esta agrupación y su digital hardcore pueden hacerlo.

No es una revista, es un movimiento.