160675
10 000 Russos — Kompromat

10

10 000 Russos
Kompromat

Fuzz Club Records / 2019

Artista(s)

10 000 Russos

Kompromat: Sonidos sombríos para iniciar con todo el 2020.

Pedro Pestana (guitarra), André Couto (bajo) y João Pimenta (batería y voz) son músicos muy experimentados y con una confianza titánica, pues antes de formar 10 000 Russos pasaron muchos años tocando en diferentes bandas, uniendo ideas con todo tipo de cerebros, creando distintos sonidos y aprendiendo de todo lo vivido sobre la marcha.

Por eso, al momento de unificar sonoridades y compartir experiencia, se entendieron de inmediato y así la fusión musical se hizo poderosamente alucinógena.

Kompromat, su tercer disco ya, se eleva desde el principio a distancias indecibles a una velocidad de beats en octavos y de ahí no baja nunca, la velocidad se vuelve una constante, pero la intensidad, los subidones de distorsión, los adornos creados por el juego de pedales y los gritos hacen un interesante, y desquiciante, juego de matices estridentes.

Desde el momento en que “It Grows Under”, la canción más larga del disco, proyecta el disco hasta las alturas, la música parece no tener pausa ni fin, pasamos a “Runnin’ Escapin’” y no hay ni un solo segundo de calma entre pistas, sigue corriendo a “The People” y por la falta de respiros esto ya parece un medley de tres canciones de larga duración, cual banda de progresivo.

Pero antes de comenzar con “Quite a Charade” hay una larga pausa de un par de segundos, seguido por medio segundo de levedad musical, uno pensaría que viene “¿una balada?”, pero las guitarras con distorsión configurada en el punto exacto, de inmediato derrumban la leve calma para generar capas tras capas de alucinantes efectos psicodélicos, esto por nada es queja.

A partir de aquí, ustedes están solos, ya no habrá mayor explicación de las canciones. El disco habla por sí mismo, las canciones son tan increíblemente bien orquestadas que, poner la mayor atención posible, puede otorgarte satisfacciones indescriptibles. 

Este trio de músicos se han embriagado con la cantidad suficiente de música, lectura, filosofía y demás bagaje que es igual de complejo que sencillo entender sus canciones. Hay un equilibrio entre letra y musicalidad, es una charla efectiva entre todo lo que suena y gran coherencia en sensaciones.

El sonido que logran es muy sombrío, un sonido muy europeo, algo que quizás les recuerde fríos escenarios alemanes, pero en Portugal también hubo, hay y puede que siga existiendo mucha frialdad, es un país con gran historia bélica y ultra comunismo, quizás por eso Kompromat tiene ese sentimiento en todo su sonido.

No es una revista, es un movimiento.