Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

3976
Un grande de los videojuegos en México

Un grande de los videojuegos en México

15/Feb/2012

En el marco de la primera edición del festival de animación, efectos visuales y videojuegos, CROMAFest 2012, hablamos con el animador y programador de videojuegos, Diego Ángel, Fundador de Angel Studios (que fue absorbido por Rockstar Games y ahora se llama Rockstar San Diego).
Su trabajo en la industria inició con la creación de gráficos 3D en películas como The Lawnmower Man  y, tiempo después, comenzó a diseñar y animar cinemáticas de juegos en 3D para las consolas de SEGA.
Pocos lo saben, pero Diego y su estudio formaron  parte del Dream Team de Nintendo; desarrollaron títulos de Ken Griffey Jr. Baseball y posteriormente el port de Resident Evil 2 para N64; atesora la experiencia con mucha nostalgia y asegura que gracias a ésta aprendió lo que era un juego en toda la extensión de la palabra, ya que su maestro fue Shigeru Miyamoto.
“Él nos explicaba cosas como que en tres minutos tienes que cautivar la atención del jugador, si lo pierdes se te va para siempre. Tus misiones deben empezar de fácil a difícil, todo esto evitando frustrar al usuario”, afirmó. “La experiencia fue maravillosa, es como si entraras a trabajar a cine y tus primeros compañeros fueran Almodóvar o Spielberg. Realmente ahí, Angel Studios aprendió exactamente que era un juego, pues nosotros solamente éramos una compañía tecnológica, pero ese encuentro fue el que nos puso en este mercado y ganamos notoriedad”.
Este aprendizaje se vio reflejado en la serie de videojuegos Red Dead que, posteriormente, se convirtió en Red Dead Redemption en 2010, (un título que fue considerado, en su momento, como uno de los mejores exponentes de la acción y mundo abierto) y que tuvo origen en Angel Studios.
“Red Dead Revolver era una propiedad intelectual que vendimos a Capcom, y comenzamos a trabajarla por un año, pero durante ese proceso llegó un momento en que Rockstar Games me compró la compañía y lo primero con lo que quiso trabajar fue con este juego de ‘cowboys’. El principal reto fue trabajar con la mecánica de los caballos, es dificilísimo, tan solo animar el caminar de estos animales, lleva mucho ingenio”, declaró.
Cabe recalcar que Angel Studios también fue el responsable de la saga ganadora de premios, Midnight Club, (juegos de automovilismo que sentaron un precedente por su calidad gráfica); sin embargo, su mejor logro es la realización del motor de física RAGE, utilizado  en muchos productos audiovisuales y que debutó en Grand Theft Auto 4  Ángel considera que actualmente existen demasiadas oportunidades que no se están explotando en cuanto a físicas en los videojuegos, por ello le gustaría instruir a los nuevos valores.
“Cuando inicie mis proyectos en Colombia, ten por seguro que instruiré por lo menos a 15 jóvenes desarrolladores para juntos crear un nuevo motor, pues los que existen son muy buenos para interacción humana, pero no tanto para cosas precisas como driving”.
Actualmente, el animador se ha alejado un poco de los proyectos de Rockstar San Diego para colaborar con el gobierno colombiano y hacer de Colombia un país tecnológicamente vanguardista. Diego piensa que aún se puede avanzar mucho en estos campos y, a pesar de las dificultades no se ha dado por vencido.
“En Colombia estoy asesorando a un director que quiere hacer un programa de Simón Bolívar, pero no tenía una idea clara de cómo recrear ejércitos de cientos de personas, y la respuesta está claramente en lo digital”, aseguró. “Si lo vemos de una manera realista, no es difícil conseguir actores para algunas escenas de acercamientos, pero sería imposible conseguir, por ejemplo, helicópteros del ejército colombiano para las escenas de guerra”.
No obstante,  Ángel no olvida la importancia de las “cutscenes” en los videojuegos y las considera una parte importante para entender la trama, “a pesar de que no es lo más importante que existe”. Para él, las “coreografías” le dan valor agregado a la animación en tiempo real, por eso son parte vital e intrínseca del videojuego.
“Primero habría que separar esa errónea idea de que un videojuego y un “VFX”  (efecto visual digital) es lo mismo. Las animaciones más complejas son creadas para participar en concursos. En el futuro habrá herramientas para que la animación se acerque más a la realidad”, aseguró.
Al preguntarle acerca del debate que existe en cuanto a si los videojuegos puede ser considerado como parte de las bellas artes, gracias a que el avance en la industria ha sido sobresaliente. Diego Ángel opina que “actualmente (los videojuegos) sólo son para entretener. Las artes están creciendo y llegará un momento en que el videojuego trascenderá y entregará mensajes sublimes y de valor para la sociedad.”
Por último, Diego Ángel se aventuró a darnos su visión del futuro de la industria, además de dar un excelente tip para los programadores en ciernes.
“En los juegos digitales hay que dar la oportunidad a mucha gente de garage de crear un juego, y ponerlo en la Apple Store para ganar dinero. Esto antes no pasaba, tenías que tener toda una estructura y por lo menos dos años de desarrollo, pero las posibilidades de hoy, junto a las redes sociales, son el futuro de todo el que quiera entrar a la industria”, finalizó.

No es una revista, es un movimiento.