31542
Todd Clouser y la democratización del sonido

Todd Clouser y la democratización del sonido

28/Ago/2013

El que ha tenido la oportunidad de ver a Todd Clouser en un escenario sabe que no es poca cosa. Sin miedo a equivocarme, es uno de los artistas contemporáneos más completos que existen; tristemente también es uno en la larga lista de los infravalorados. Su conocimiento musical es vasto, su facilidad para transitar entre distintos paisajes sonoros es notable y su ejecución es brillante. Desde unas oficinas en Coyoacán, el músico, ahora residente en el D.F., nos habló sobre México, A Love Electric, su idea sobre la música y lo que se viene en su carrera.

Sus mentores y colaboradores han sido leyendas como John Medeski, personalidad que según Clouser posee un poder y personalidad impresionantes; y Steven Bernstein, al que recuerda con una sonrisa: "fue mi primer mentor, quien empezó a creer en mí", validación cristalizada en A Love Electric, su trabajo en solitario; Machete Quartet y Arts Day Out, un proyecto altruista sin fines de lucro que fomenta las artes en niños de escasos recursos.

Hace siete años, Todd dejó atrás su vida en Estados Unidos y emigró a Baja California para reinventarse. "Me cansé de tocar ahí, no era feliz y para ser más creativo tuve que salirme de ese ambiente lleno de falsedad, pretensión y consumismo, por lo que decidí ir a México para redescubrirme e intentar ser un artista real sin pertenecer a ninguna escena o industria musical". De buen humor, el artista continuó: “En México me siento más libre, en casa; la gente es más cálida. Aquí hay una energía increíble en la que artísticamente no hay nostalgia por el pasado sino un interés por la creación de algo nuevo”.

Su concepción sobre la música es otro punto interesante: "Soy alérgico a las escenas musicales, me parecen muy destructivas ya que la gente se encasilla en cierto estilo de música y se pierde mucho. Tampoco me gusta hablar de géneros, es una creación de marketing; disfruto la música inspiradora y fascinante sin necesidad de catalogarla. Sólo existe la buena y mala música. Personalmente, si escucho a Coltrane y a Kurt Cobain, sé que quieren comunicar lo mismo, y eso es lo que hacemos con ALE: expresarnos libremente sin encasillarnos para así mostrar las falacias de los supuestos límites entre estilos musicales”.

Esa transición de expresión sin barreras, lo hace con categoría en ALE, al que llama un monstruo de expresión. Dicho proyecto no pudo ser concebido sin la colaboración de dos reconocidos personajes en el jazz latinoamericano, Hernán Hecht y Aarón Cruz: "Son músicos increíbles, soy muy afortunado de trabajar con ellos. Hace tres años era alguien diferente, pero al salir y viajar con ellos, he crecido como músico y como persona. Tenemos una comunicación y confianza increíble”, esto último, claramente reflejado en la música de ALE. La agrupación es un ensamblaje perfecto de influencias con pasajes que van desde el jazz, el blues y el progresivo, hasta la psicodelia, el avant-garde y el funk. Por momentos, especialmente en vivo, es como escuchar a los fantasmas de Robert Johnson, Zappa, Hendrix y Coltrane merodeando una canción.

Finalmente, la conversación derivó en Man With No Country, su próximo disco solista que verá la luz en septiembre: "Ese álbum es muy personal y el título es de una canción que escribí hace 7 u 8 años, cuando vivía en Estados Unidos. Es un reflejo de cómo me sentía en general;  ajeno a todo y a todos. Los temas son más íntimos y personales, diferente a lo que escuchan en ALE”.

Un cierre de año interesante para Todd: Nuevo disco en puerta, una breve gira por Estados Unidos y Europa para después regresar a México con ALE y músicos invitados como Mike Dylan (ex colaborador en Primus): "Manejaremos de Texas al D.F.;de ahí iremos a Mazatlán para tomar un ferry a Los Cabos y terminaremos en Los Angeles. Seguramente algunas historias y canciones saldrán de esa aventura". El músico también se meterá al estudio con Hernán, y para finales del año, rodará un documental con el mítico baterista Billy Martin, en el que mostrarán la vida de varios músicos mexicanos y norteamericanos construyendo canciones entre dos mundos diferentes.

"Ahora tengo más convicción y me siento más seguro con lo que hago. Esto apenas empieza".  Nosotros también creemos que lo mejor de Todd Clouser aún está por venir

No es una revista, es un movimiento.