Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

22783
Quiero Club: nuevo disco, nueva vida y un concierto

Quiero Club: nuevo disco, nueva vida y un concierto

Cortesía
Casete México

23/Abr/2013

A Quiero Club le pegan aires de renovación en todos los sentidos. Después de casi una década, la banda vive una metamorfosis y lo plasman en El Techo es el Suelo, su nueva producción y motivo de celebración con un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional. Boscop, Marcela, Fara y Priscila platicaron con Indie Rocks! para conocer los pormenores.

El proceso de producción del nuevo material no cambió mucho (Gustavo Mauricio, mejor conocido como Catsup, fue parte de él antes de dejar la banda): “Fue re afianzar la fórmula que veníamos desarrollando desde WOF. Siempre hemos sido nuestro productor, Catsup y yo teníamos la batuta de llevar acabo el cargo técnico de la grabación, ahora ya estamos más familiarizados con términos, métodos y de cómo lograr un sonido. El sonido del grupo termina de madurar  hasta este tercer disco” comentó Boscop. 

Sobre el arte del disco Marcela explicó: “ Trabajamos con Ernesto Moncada y su oficina The Welcome Branding Group. Él dirigió todo el proyecto y mucha gente se sumó para llevar acabo el arte. Queríamos que fuera medio religioso, barroco.Escuchamos el disco todos juntos y ellos propusieron esto junto con unas ilustraciones que había hecho Gustavo antes que se saliera de la banda, y quedó plasmado muy bien lo que queríamos proyectar; es el disco más redondeado y cuidado”.

Después de nueve años la banda ha encontrado otra forma de decir las cosas: “ Creo que ha habido una evolución bastante notable en las letras. En otros discos decíamos cosas pero de maneras más primitiva, ahora ya estamos más grandes y tenemos  más maneras de expresarnos” así lo siente Priscila quien continuó, “ vas agarrando un poco más de finura. Al principio es como un vómito: avientas lo que te sale, eso también tiene algo muy valioso, pero vas refinando tu manera de componer, de escribir; siguen siendo uñas sólo que ahora tienen formas más puntiagudas” concluyó.

Más allá de un proceso evolutivo natural, El Techo es el Suelo encontró una personalidad en su sonido: “ Todo se lo atribuimos a la casa donde vivimos juntos, yo creo eso fue la mayor influencia sonora del disco. Boscop estuvo grabando ambientes, se la vivía en el patio, tan es así que en la casa pasaban los aviones cada media hora y los aviones están en "Días perfectos" (primer sencillo), o en las noches los grillos y están grabados en "Bite a Coin"; vivíamos a lado de una funeraria y canciones como "Cuentos" es bastante fúnebre, o la intro también tiene un lado oscuro, el ambiente que se vivía hizo que el disco suene a lo que suena” explicó Priscila.

Este 27 de abril Quiero Club presentará su nuevo material en el Lunario, una oportunidad para ver a la banda como pocas veces: “Siempre nos toca estar en festivales donde tienes tiempo limitado, y ahora tenemos chance de dejarnos caer casi dos horas. Nos vamos a dar gusto, le vamos a dar gusto a la gente que nos sigue con sorpresas, invitados especiales, habrá músicos que harán de manera orgánica lo que sampleamos, habrá una cuestión muy padre de visuales, iluminación, algo muy atractivo” comentó Fara, a lo que Marcela agregó “se van a topar con un recorrido de nuestra historia más las canciones nuevas. Habrá momentos de Gustavo y ya no quiero decir más sobre las sorpresas”.

Después de muchos años, el capullo del 2005 hoy es una mariposa: “Estamos renaciendo. Ahora con la salida de Gustavo nos unimos más y tenemos muchas historias que contar. Después de nueve años estamos más decidimos que nunca y muy firmes en lo que queremos. Estamos renovando votos, dijimos: ‘A ver quién quiere seguir’ y  aquí estamos” dijo Marcela.

Al final Boscop mandó un mensaje para el respetable:  “Si eres fan de Quiero Club o si estás conociendo a la banda, el 27 de abril es la noche perfecta”.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cortesía
Casete México