Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

68013
Prepárate para pelear a puños con Guadalupe Plata

Prepárate para pelear a puños con Guadalupe Plata

Copetes altos, zapatos lustrados y ritmos rasposos al puro estilo rock and roll es lo primero que viene a la mente cuando decimos Guadalupe Plata.

guadalupe

Esta agrupación española lanzó su cuarto álbum homónimo y tuvimos la oportunidad de platicar con Carlos Jimena, baterista, para resolver algunas dudas, como la de por qué todos sus discos son homónimos, cómo fue trabajar en Londres con Liam Watson (una de las mentes detrás del White Elephant de White Stripes) y la influencia de Úbeda, su ciudad natal, en su música.

“Siempre llevas dentro el pueblo en donde naces y se ve reflejado tal vez no tan obvio, pero sí hay cosas, por ejemplo en 'Filo de Navajas' que es un homenaje a Charlie Parker, le dimos tal vuelta que parece un tema flamenco. Ese tipo de cosas salen naturalmente, porque nunca lo pensamos así”, aseguró.

Para esta cuarta producción, Guadalupe Plata viajó a Londres para grabar en los estudios Toe Rag, propiedad de Watson, y en donde han trabajado bandas como Tame Impala y The Kills.

“El estudio es la hostia (sic.) porque la sala de mando del técnico parecía sacada de una máquina de la Segunda Guerra Mundial, todo está preparado para que la grabación sea en directo, lo cual a como lo veo yo, le hace sonar a como sonaríamos en vivo, no hay máscaras ni engaño; es menos tocar botones y más tocar los instrumentos. Además, Liam es de nuestra misma calaña y entiende muy bien de lo que va el rock and roll y el blues, lo que nosotros hacemos”, compartió.

Para muestra, basta con escuchar los primeros minutos de “Tormenta”, canción con la que inicia este cuarto disco. Guitarras distorsionadas potentes, una batería que marca la tensión durante toda la canción y una voz aguda que nos dice que se acerca una tormenta porque busca pelea. Probablemente por eso, Carlos describe la música de Guadalupe Plata como “un puñetazo que vas a sentir, te guste o no”.

Uno de los elementos más característicos de esta agrupación es que todos sus discos, son homónimos. De esta manera se le da la importancia que merece el arte del disco; por ejemplo esta nueva producción se identificará como “la del calco”, pues la ilustración la hicieron durante un viaje a Mississippi, cuando Chris Johnson, organizador del Deep Blues Fest, tomó el relieve de la lápida de T Model Ford, cayéndoles “la maldición del faraón”: “cuando estaba haciendo el calco, Paco movió una maceta y empezaron a salir hormigas rojas que nos estaban comiendo vivos, pero no pudimos irnos de ahí hasta que Chris terminara con el calco”, afirmó.

Hablar con Carlos me dio una idea de cómo es Guadalupe Plata, un grupo de amigos que se junta para hacer la música que les gusta, que disfrutan sin perder la esencia de quienes son, pues sólo así, pueden hacer lo que quieren sin importar qué.

No es una revista, es un movimiento.