Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

51400
Las raíces de Ana Tijoux

Las raíces de Ana Tijoux

25/Mar/2014

Hace apenas unos días tuvimos la oportunidad de escuchar Vengo, el nuevo material de la cantante y compositora franco-chilena Ana Tijoux, quien en entrevista para Indie Rocks!, habló acerca del proceso de creación, así como el factor clave que influyó en ella para decidir adoptar el camino de la música.

Por un tiempo los padres de Ana se instalaron en Francia, exiliados debido al golpe militar de 1973 durante la dictadura de Augusto Pinochet. Años más tarde, Tijoux visitó la tierra natal de sus padres, Chile, y posteriormente se instaló en ella: "Claro que ese factor influye en mi música, es consecuencia de la educación, valores, experiencias de vida que marcaron a mi familia con toda esta situación…", comentó la cantante, quien también expresó la distinción entre una Francia colonizadora a un Chile conquistado por su propio gobierno.

Ambas fusiones de países, junto con la música marroquí, tunisia, y otras diversas partes del oriente, fueron retomados para plasmarlos y fusionarlos con los sonidos andinos chilenos: “siempre es bueno retomar las raíces, darlas a conocer, expanderlas”. Todo esto, dio como fruto su cuarto álbum de estudio Vengo, cuya producción estuvo en colaboración con Andrés Celis, mismo que al lado de DJ Dacel, Max Reyes y Miguel Barriga, forman parte de la banda acompañante en las presentaciones de Ana: “Andrés me ayudó mucho en términos musicales, los arreglos, sonidos… fue un gran apoyo, gracias a él todo esto fue posible”, aseguró.

De igual forma, hubo aportaciones de artistas como Shadia Mansour, MC Hordatoj, Juanito Ayala, MC Niel y RR Burning. Sus participaciones fueron imperiosas formaron en el disco: “cada músico apoyó con algo de sí, desde la música hasta la letra, las canciones fueron su creación, mi contribución únicamente fue en algunos detalles, arreglos, pero al final es un trabajo en conjunto”.

“Una vez leí un libro, que hablaba de nuestro planeta, decía que las películas, en su mayoría Hollywoodenses, trataban del fin del mundo, una tierra devastada por desastres naturales, por las guerras, pero jamás mostraban toda esa mediatización; no revelaban cómo la tecnología y modernidad afectaban la vida a grandes escalas; todo esto me pareció revelador así que decidí escribir sobre ello”, recordó. El autor de dicha obra es Marshall Berman, filósofo neoyorkino del cual retomó el título para nombrar así una de las canciones del álbum.

Últimamente la situación de inseguridad que se vive en el país ha resaltad a la vista, las injusticias e impunidad cotidiana, así como las denuncias olvidadas, la opresión y omisión de los hechos por parte del gobierno, que incrementa cada día más. Esto no sólo sucede aquí, muchos países sufren desigualdad, viven bajo un régimen del crimen organizado.

Ante esta situación, la chilena expresa su preocupación por estas situaciones que aquejan al mundo, específicamente en México: “no me imagino el dolor de que te asesinen un familiar, es terrible todo esto, yo veo a México como una entidad gobernada por corruptos, con una increíble ola de violencia, sin duda existen grupos como los Zapatistas quienes se revelan, buscan mejorar la situación y yo de verdad que los admiro”, expresó Tijoux.

Si bien dice que la música rompe barreras, para Ana lo más importante es darse a conocer, que más personas escuchen lo que ella viene a decir: “¡me encantaría que logre el impacto necesario en América Latina y el mundo! Lo que busco es poder tocar en todo tipo de escenarios y tener esa maravillosa experiencia compartir con todos la magia del cantar y rimar, eso es lo que cuenta”.

La difusión para Vengo continuará por América Latina y posiblemente Europa. La varias veces nominada al Grammy por el tema “1977”, busca esparcirlo, no únicamente en contenido, sino para mover mentes y corazones. Ana Tijoux viene para que todos bailen y canten al unísono con ella, expresó.

No es una revista, es un movimiento.