195637
Entrevista con Parquet Courts

Entrevista con Parquet Courts

Que la música jamás se detenga.

El Corona Capital se ha caracterizado por hacer gala de una curaduría casi impecable a la hora de seleccionar los artistas que incluirá en cada una de sus ediciones, ya sea por el alcance de estos entre el público mexicano o el status de culto que han alcanzado las bandas dentro de cierto nicho. Tal es el caso de la agrupación liderada por Andrew Savage, con quien tuvimos la oportunidad de platicar sobre su presentación en el reciente festival, cómo ha cambiado su aproximación a la música a lo largo de los años y el impulso que les ha mantenido a la vanguardia del art punk.

Parquet Courts formó parte del lineup para el segundo día del festival presentándose a la misma hora que el igualmente esperado acto berlinés The Whitest Boy Alive, convirtiendo al público frente al escenario en una multitud de energía dedicada exclusivamente al incendio de sonoridades presentado por el cuarteto.

Fue genial, yo pasé un gran rato. Tocamos una linda versión extendida de 'Stoned and Starving' que espero la gente haya disfrutado tanto como nosotros”.

Siendo una banda extranjera que ha forjado su carrera desde las trincheras del underground Savage parece seguir sorprendiéndose cada vez que el público mexicano muestra su calidez y aprecio por el proyecto, devuelto de manera consistente con múltiples presentaciones en distintos escenarios nacionales durante años pasados.

“Quiero seguir viniendo así que es asombroso tener personas que quieran vernos. En los festivales no sabes si el público realmente está ahí porque quiera verte o solo está matando tiempo, pero cuando tocamos en SALA (2018) fue como ‘Wow, así que sí tenemos fans aquí’, al menos más de los que pensaba”.

La relación de Parquet Courts con lo nacional parece haber estado marcada desde los primeros desplantes culturales en la vida de Savage, creciendo en un ambiente mexicoamericano al interior de Texas. Es esta diversidad de influencias la que ha guiado su espíritu creativo hasta la actualidad, viendo sus últimas consecuencias en el álbum Sympathy for Life, lanzado, tras una serie de demoras por la reciente emergencia sanitaria, vía Rough Trade Records a finales de octubre.

“Hicimos el disco antes de la pandemia pero aún estamos emocionados por todas las nuevas canciones, claro que aún paso un gran rato tocando los tracks de hace diez años. Parte de ser una banda que ha existido tanto como Parquet significa que debemos reinterpretar nuestro pasado y hacerlo nuevo para nosotros, encontrar su sentido en el contexto del ahora”.

El cuarteto ha sabido solidificarse como una de las propuestas más interesantes del ruido contemporáneo, explorando ese más allá dentro de su sonido sin lugar a detenerse en lo melódico, armónico o conceptual.

“La banda ha cambiado durante estos años, yo he cambiado, pero algo que se ha mantenido es el deseo de hacer lo mejor que podamos y el amor que le tenemos. Aún somos artistas y como artistas queremos expresarnos de la manera que se sienta más emocionante y real en el momento. Cuando una banda pierde eso se convierte en una versión cover de ellos mismos. No quiero jamás ser parte de algo así, quiero estar en una banda donde me emocione lo que hemos hecho y tocarlo para algunas personas”.

Es aquí y tras escuchar (leer) las palabras de Andrew que el frontman nos compartió la forma en que se han mantenido alejados de ese estancamiento artístico, reencontrando, record a record, la fibra sensible contra la cual impactar.

Debes mantenerlo emocionante, fresco, hacer nuevas cosas. Debes mantenerte comprometido, seguir escuchando nueva música, no puedes parar, no puedes dejar de poner atención hacia donde está yendo la cultura, la manera en que la música va evolucionando. Tienes que amarlo.”

Cerramos así la entrevista envueltos por el resonar de las palabras del músico junto a la promesa de un extenso tour para Parquet Courts durante 2022, con la posibilidad de verlos nuevamente dentro de territorio mexicano.

No hay punto en hacer arte, si no te estás desafiando a ti mismo, si no te haces sentir algo, si no estás expresando tus pensamientos y emociones de una manera honesta. Si alguna vez dejamos de sentir eso la banda dejará de existir”.