86536
Entrevista con Moddi #DíasNórdicos2015

Entrevista con Moddi #DíasNórdicos2015

16/Nov/2015

Moddi: folk cálido desde la fría Noruega

Después de su presentación en el Festival Días Nórdicos, tuvimos unos minutos para platicar con Pâl Moddi, quien inauguró las actividades en la Cineteca Nacional. 

Para hacerlo corto, mi nombre es Pâl Moddi, tengo 28 años, vengo de Noruega, tengo hasta el momento tres álbumes y actualmente trabajo en mi cuarto álbum que trata sobre música ilegal de todo el mundo. Me invitaron a participar en Días Nórdicos y es mi primera vez en América latina, donde la respuesta del público ha sido magnífica.”

No es un secreto que el público latinoamericano es muy atento con los músicos aunque no conozcan su música, como sucedió Moddi.

“Empecé a escribir  música cuando tenía 17 años y nunca pensé que estaría en Latinoamérica. He visto a cientos de personas en todos los conciertos: en Santiago, en Buenos Aires, en São Paulo, en la Ciudad de México. Se sabían las canciones, cantaban por sí solos, lo cual es fantástico. Nunca quise escribir música para ser famoso, pero ahora estoy aquí y estoy muy feliz de que la gente escuche mi música, aunque ello nunca fuese mi plan. Nunca fue el plan ser un músico de gira en Latinoamérica. Nunca pensé tocar fuera de mi recámara, son canciones para mi recámara.”

La música de Moddi  no encaja en lo que se suele pensar como música Noruega, una escena dominada por la agrupación A-Ha quienes son ídolos y se dedican a ofrecer becas de producción para jóvenes talentos musicales, entre ellos Moddi.

“No conozco personalmente a A-Ha. Ellos creyeron en mí y me dieron una oportunidad fantástica y estoy muy agradecido, nunca me sentí inspirado por su música pero no estaría donde estoy ahora si no fuese por ellos. No escucho música porque la mayoría de la música es basura, como toda la música pop que se escucha en la televisión y en la radio. Desde los 16 años odio escuchar música, en este momento la única música que disfruto es la que escucho cuando estoy tocándola, justo en ese momento, no más.”

Un músico que odia la música parece una contradicción enorme, pero en Moddi las palabras son muy sinceras. Su música ha sido influenciada por grandes grupos y por conflictos políticos.

“En mi adolescencia escuchaba mucho a Radiohead, a Sigur Rós, a Damien Rice. Ellos son clásicos para mí. Todos son grandes fans de Radiohead, y a mí particularmente Radiohead me abrió los ojos para ver al rock como arte, iluminaron mi vida en la década del 2000 y me llevaron al lugar donde estoy ahora musicalmente, pero me cansé de escucharlos porque sus letras dejaron de tener sentido para mí. Después de eso me inspiró mucho el storytelling de Damien Rice, también el storytelling de Joanna Newsom, pero sobre todo me ha inspirado mucho la música folk noruega porque cuenta muchas historias importantes, historias de carácter político”.

Antes de finalizar su presentación con una canción basada en pasajes de la Biblia, Moddi dio un pequeño discurso acerca de los tristes sucesos de París el día anterior y el problema de los refugiados musulmanes. Sin duda, un músico de folk debe tener voz ante estos sucesos.

“No tengo mucho más que agregar sobre lo que dije hace un momento. Obviamente no lo tenía planeado y dije lo que tenía que decir porque realmente lo sentía. Sólo agregaría que lo que ahora pasa en Europa son las consecuencias de sus políticas colonialistas, tuvieron presencia en todos los continentes por más de 200 años y ahora vemos las consecuencias con tantas personas sin hogar, sin protección que no tienen a donde ir. Es desolador ese panorama.”

Aunque comprometido con las causas sociales, Moddi también tiene un lado divertido. Ello se demuestra cuando seleccionó una canción de Los Tucanes de Tijuana para incluirla en su nuevo material discográfico.

“He traducido canciones de todo el mundo, la mayoría de las canciones son muy serias, tienen una gran carga política y quería que el álbum tuviera un lado divertido. Los Tucanes de Tijuana son muy divertidos, Google me llevó a ellos y debo decir que amo sus letras, son muy buenas aunque la música es cuestionable.”

Justo antes de terminar la entrevista un helicóptero de la policía surca el cielo, lo cual incomoda a Moddi. Así damos por concluida nuestra charla, donde pudimos ver que detrás de ese look desaliñado hay un músico comprometido con las causas justas del mundo.

No es una revista, es un movimiento.