103685
Entrevista con Lil' Mo and the Dynaflos

Entrevista con Lil' Mo and the Dynaflos

Explosión con sonido de los años 40.

Saben, allá afuera hay más de un solo estilo de rockabilly y ciertamente los copetes engrasados, como los zapatos de baile de charol existen mucho antes de la invención del rock & roll. Hablamos con Lil' Mo de Lil' Mo & The Dynaflos quienes estarán presentando su sonido proveniente del doo wop de los años 40, el R&B y Rock & Roll de principios de los 50 en el Jump & Jive: Bazar de Cultura Rockabilly en el Foro Indie Rocks! este sábado.

"Este proyecto surgió hace 13 años", asegura Lil' Mo, después de que, en un club muy famoso en Los Ángeles, “un lugar que he visitado durante mucho tiempo ya, porque me gusta bailar y a mis amigos les gusta bailar”, se dio cuenta de que no podía recordar una sola banda en todos sus alrededores que se dedicara a tocar piezas del cancionero doo wop. Entonces decidió llamarles a unos cuantos amigos, “se presentaron unos siete, a la siguiente semana éramos 10 y al final terminamos siendo cinco los que empezamos a hacer música propia e interpretar grandes clásicos al puro estilo de los grupos vocales de finales de los 40 e inicios de los 50”, cuenta Mo.

Ninguno de nosotros tenía una voz perfecta, pero le pegamos a unas buenas notas y nos la pasábamos endemoniadamente bien”, dice Mo recordando la selección de voces al inicio del proyecto. Esto mismo ha hecho que en el escenario sus conciertos sean dinamita. Ellos mismos aseguran que son como bolas de fuego y que su sonido es muy energético y poderoso, muy parecido al de The Cadillacs o The Coasters, ambas bandas de R&B y doo wop de los años 50 y 60.

lil mo

Sus presentaciones no se aferran a las salas de conciertos, también tocan en convenciones, fiestas de cumpleaños y bodas. Lil’ Mo nos cuenta una historia medio incómoda en una fiesta de cumpleaños: “Era una fiesta de 50 años, el esposo de la cumpleañera le llegó al precio a nuestro guitarrista, así que tocamos”, pero no se esperaban que asistirían puros vaqueros de pelos canos, esos sombrerudos no sabían qué hacer con la música de los Dynaflos, sin embargo terminaron moviendo sus botas con sus canciones. “No eran muy buenos bailarines, pero la pasamos bien y fue muy gracioso”, nos cuenta Mo.

“Estoy rodeado de discos en este momento aquí en mi oficina, si miro de frente puedo ver tres tocadiscos y un limpiador de discos, atrás de mi asiento hay otros tres tocadiscos”, comenta Lil’ Mo después de preguntarle su top de canciones de principio de los 50. Sin poder elegir empieza a escupir nombres de bandas: The Diamonds, The Del-Fi Kings, Norman Fox and the Rob Roys, The Five Royals, The Platters...“Realmente me gusta cualquier cosa que tenga buen ritmo, me haga bailar o quizás hasta llorar de lo hermoso que suena”, comparte Mo.

Mo asegura que sus conciertos son muy graciosos, por momentos un poco tontos, muy calientes y sudorosos, que en vez de ser sensuales están llenos de puro rock & roll. “A veces estoy cantando frente a mucha gente y tengo que voltearme a soltar algunas lágrimas. Son los sentimientos que me provoca la música. Ver a la gente disfrutar de la música es algo que me conmueve, es algo muy hermoso, la música es hermosa”, se sincera Mo.

Para terminar, Mo nos comparte unas cuantas sugerencias para los que asistan este sábado a su concierto: “Lleven un pañuelo de mano, laven sus caras y lleven unos zapatos muy cómodos porque seguramente terminaran bailando en el suelo”.

Visita el Facebook de Lil' Mo and the Dynaflos para seguir todas sus noticias.

No es una revista, es un movimiento.