105617
Entrevista con Frank Turner

Entrevista con Frank Turner

Tuvimos oportunidad de conocer más a fondo la personalidad de Frank Turner ¡y nos encantó!

Frank Turner es un músico ambicioso, de esos que hacen la cuenta de la cantidad de shows que dan cada año. Tras 10 de carrera como solista (de 2000 a 2005 fue frontman de la banda de hardcore Million Dead), ha tocado más de 200 shows al año y superó la barrera de los dos mil recientemente. Hace un par de semanas se presentó en la Ciudad de México por segunda vez en su trayectoria y tuve la oportunidad de platicar con él acerca de cómo mantenerse motivado para hacer música y estar en la carretera todo el año.

“La parte de la motivación es lo fácil para mí. Porque amo tocar, amo la música, no hay nada más para lo que sea bueno en la vida, ¿sabes? También pienso mucho en la cantidad de trabajo que tuve que realizar para poder tocar esa cantidad de shows al año. Crecí tocando con muchas personas tan talentosas o mucho más que yo que no lo lograron en la música. Eso me hace sentirme muy afortunado de estar en dónde estoy y querer sacar el mejor provecho de esto. La parte difícil de tocar tantos shows es el desgaste físico y emocional. Es difícil estar al día con tu familia y con tus seres amados, se torna demasiado aburrido y molesto pensar en cuidar mi voz todo el tiempo. Mi espalda, mi rodilla, varias partes de mi cuerpo están lesionadas por tourear tanto, peeeeero, ¡no me estoy quejando! Amo lo que hago”.

A lo largo de su carrera como solista, Frank ha podido explorar diferentes sonidos: desde el folk más tradicional a lo Bob Dylan, hasta canciones más apegadas al punk rock, una de sus mayores influencias.

“Me gusta pensar que me he vuelto un mejor compositor. Es un juicio subjetivo, ¿sabes? Siempre estoy tratando de ir más allá e intentar nuevas cosas a la hora de componer. Lo he pensado bastante últimamente, justo porque estoy trabajando en escribir un nuevo disco y es muy importante para mí hacer algo que no he hecho antes. Eso puede significar, escribir sobre temas que no he escrito antes, utilizar arreglos que no he utilizado antes, nuevos estilos, no lo sé, no estoy seguro ahora mismo”.

Después de seis discos como solista, el músico británico aún sigue explorando en cuanto a sonido y temática de su música. Se ha convertido en un todo terreno que bien puede presentarse en estadios llenos con banda completa o hacerlo en bares pequeños, solo, con su guitarra acústica.

“Cuando comienzas a escribir canciones, puedes escribir una canción sobre la carretera, una canción para tu novia, una canción de 'a la mierda el sistema', ¿sabes? Todos llegamos a escribir una o dos de esas canciones. Cuando has escrito seis discos, no quieres escribir sobre lo mismo todo el tiempo. Así que, definir el corazón de las canciones es un poco más difícil, pero una vez que lo descifras, es mucho más fácil escribir. Componer canciones tiene dos partes, una parte técnica y una parte artística. Puedes practicar la parte técnica, pero nadie puede practicar la parte artística porque ahí está el maldito misterio”.

La primera vez que Turner se presentó en México fue en el Rebel Fest 2015, junto a NOFX. A lo largo de su carrera, ha pasado de tocar en pequeños bares en Londres hasta abrir los Juegos Olímpicos ahí mismo o abarrotar la mismísima Wembley Arena. A pesar de eso, sus planes por conquistar el mundo siguen intactos y no parece ponerse límites.

“Nunca digo que no a nada, ¿sabes? Si en cinco años decido que lo que en realidad quiero ser es ser contador, pues entonces voy a ser contador, sin embargo, no creo que eso suceda. Es gracioso, alrededor del show 2000 muchas personas me empezaron a preguntar a qué número pienso llegar y es como, ¡jódanse! Es como si me preguntaran cuánto tiempo creo que voy a vivir o cuánto tiempo más creo que puedo ser exitoso. Es algo que no quiero pensar, ¿sabes? No hay nada que ame más en la vida que tocar música, pero 'nunca digas nunca'. Si un día descubro que el paracaidismo es lo mío, entonces voy a ser paracaidista”.

La vida en la carretera y el estilo de vida de los músicos (en especial si son británicos y son punks) ha sido estereotipado como un estilo de vida lleno de excesos, pero Frank ha sido un ejemplo de todo lo contrario.

“Sí bebo, pero casi no lo hago durante el tour para ser honesto. Nuestro show es muy físico y no es algo que puedas manejar con una resaca terrible, además está la parte de cuidar mi voz. La gente suele pensar que el backstage es sexo, drogas y rocanrol cuando en realidad suele ser yogurth y Facebook. Cuando estoy en casa, salgo y bebo con mis amigos, como cualquier persona, pero durante el tour trato de estar lo más enfocado posible".

Antes de terminar la entrevista, Frank nos recomendó sus tres discos favoritos y nos prometió nuevo disco para finales de este año.

Everything Sucks de los Descendents

Reconstruction Site de The Weakerthans  

Live at the Old Quarter de Townes Van Zandt

Visita el Facebook de Frank Turner

No es una revista, es un movimiento.