Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

147826
Entrevista con Damo Suzuki

Entrevista con Damo Suzuki

20/May/2019

Entre el poder de crear y los actos de amor: Damo Suzuki.

Todo es energía, todo se transforma y todo tiene una razón de ser. En el caso de la música, para algunas personas es una energía curativa sumamente poderosa. Para Damo Suzuki va mucho más allá. Previo a su presentación en el Festival Marvin tuvimos la oportunidad de platicar a distancia con el ex vocalista de Can y figura icónica del krautrock sobre la espiritualidad, el poder de crear y por supuesto, México.

“La música es comunicación y lleva consigo muchos mensajes. Es capaz de revelar la verdadera personalidad de su creador, ese ser humano que está parado frente a ti. Lo que piensa, lo que come, cómo habla y cómo se cuida... la música brinda identidad”.

Las enfermedades crónicas no solo debilitan el cuerpo de quien las padece, sino también su espíritu. Para el músico japonés, que fue diagnosticado con cáncer de colon hace cinco años y aún se encuentra en proceso de recuperación, no fue diferente; sin embargo, logró encontrar una fuerza particular que lo ayudó a salir adelante.

“No fue la música en sí misma, sino lo que hay detrás de ella. Estar de pie en un escenario me hace sentir muy agradecido con quienes dedicaron un poco de su tiempo a estar conmigo. Compartir tu tiempo es un acto de amor y también el nivel más alto de comunicación, cuando estas personas te rodean puedes curarte de cualquier tipo de enfermedad o problema. Simplemente te hacen ganar”.

Aunque borrosa, hay quienes aún recuerdan aquella distante etapa de Damo Suzuki con los Testigos de Jehová. Desde entonces, esta influencia religiosa y espiritual ha permeado su vida, tanto personal como compositor, de manera muy particular.

“Cada uno tiene su propia misión en este mundo: de dónde vienes y a dónde vas. Las palabras en la Biblia son importantes, pero si no las traduces en acciones carecen de valor. Dios es creativo e hizo al ser humano para que sea creativo, dándole la libertad de elegir lo que quiere hacer. Este poder es uno de los grandes componentes de mi vida diaria y mi base como compositor instantáneo".

La historia nos ha demostrado que los entornos hostiles son una gran oportunidad para el desarrollo de las artes y la creatividad. Debido al contexto actual del mundo algunos pensamos que podrían abrirse las puertas de una nueva era dorada para la cultura; sin embargo, puede que Damo Suzuki no lo crea así.

“La creatividad existirá mientras exista el ser humano, solo hay que estar conscientes y para que suceda debemos ser provocativos. Hay que nadar contra corriente, impulsados por esa energía positiva y creadora que nos hace libres. Si la generación que viene decide llamarla ‘La Era Dorada de la Creatividad’ porque el término es importante para ella, está bien”.

Desde 1983 Damo adoptó una forma particular para salir de gira, armando bandas improvisadas ​​con músicos locales en las ciudades en las que se presenta. Después de tantos años de hacerlo de esta manera, existen un sinnúmero de anécdotas y aprendizajes, además de la irrepetible mezcla de vibraciones y energías que se produce en cada show.

“Compartir escenario con músicos locales, siempre cambiantes y aleatorios, trae consigo múltiples desafíos, accidentes y aventuras. Sabemos que no hay vuelta atrás, por eso creamos el momento juntos. Compartir esa energía con la audiencia es uno de los factores más importantes y es lo que hace que cada actuación sea maravillosa y muy especial”.

 A más de una década de su primera y única visita, Damo Suzuki’s Network volverá a nuestro país de la mano del Festival Marvin. Sabemos que la banda que lo acompañará aquí está lista, que las expectativas son altas y que será un concierto memorable, ¿pero qué es lo que espera Damo Suzuki de México esta vez?

“Las coloridas plantas, sus jugosas salsas, el tequila, el mezcal y la comida; todas las cosas que se viven bajo el sol. En realidad no sé mucho sobre México, vivo al otro lado del Atlántico que es más brumoso y espeluznante, por eso me gusta el arte de Frida Kahlo. Sus pinturas tienen el típico color mexicano que puedo imaginar”.

Pero la novena edición del Festival Marvin no solo significa una de las últimas oportunidades que tendremos para ver a esta leyenda en el continente americano, sino que también nos regalará la posibilidad de ver a dos iconos del post punk británico en una misma noche: Wire y The Membranes. Así que sobra decir que si aún no tienen boletos, tarde o temprano se van a arrepentir.

No es una revista, es un movimiento.