119742
Entrevista con Anti-Flag

Entrevista con Anti-Flag

Anti-Flag y su mensaje de esperanza desde el caos.

El cuarteto de punk rock originario de Pittsburgh, Pensilvania regresa a México para presentar su nuevo álbum American Fall en el Knot Fest con un mensaje de solidaridad. Por primera vez en la existencia de la banda, participarán en el festival de música, que se realizará el sábado 28 de octubre en el Centro Dinámico Pegaso.

“Cuando nos invitaron aceptamos porque Anti-Flag siempre va a tocar para todos. Esta es una buena oportunidad para hablar de que en Estados Unidos tenemos un presidente racista que está intentando construir un muro ilegal entre nosotros. Estamos en contra, y vamos a demostrar nuestra solidaridad con los mexicanos”, comentó Chris #2, bajista de la agrupación.

En esta ocasión, tocarán canciones de su nuevo material, el cual realizaron en un mes. Comenzaron a escribir en su estado natal, y después se trasladaron a Los Ángeles, California para grabar con dos de los integrantes de Good Charlotte, los hermanos Benji y Joel Madden bajo el sello discográfico de estos MDDN.

“Cuando empezamos a escribir el disco, teníamos una visión diferente del mundo. Creo que nadie esperaba que Donald Trump se convirtiera en presidente y que esa sería nuestra realidad en tan poco tiempo. Algunos creyeron que se merecía una oportunidad, pero nosotros no consideramos que una persona fascista y racista merezca nuestro respeto”.

Aseguró que uno de los factores sorpresivos del disco es el sonido optimista que tiene y la esperanza que está impresa en las letras de las canciones. Con esto, buscan demostrar que pueden tomar la situación actual de los Estados Unidos para crear un mundo mejor, teniendo una buena actitud ante el reto para crear un mejor futuro.

“Pienso que la música es una herramienta para unir a la gente y crear conciencia sobre temas importantes. Si no lo creyera, no estaría haciendo nada de esto. Yo no estaría aquí si no hubiese encontrado el punk a temprana edad. Sé que el mundo puede cambiar a través de la música porque puede generar un cambio en las personas”.

Para la portada de este material, trabajaron con el artista Doug Dean, quien también diseñó la portada de su disco anterior American Spring. Inspirados por el trabajo de Noah Scalin, quien hace esculturas tridimensionales que, vistas desde un ángulo específico, muestran una imagen, pero desde otro punto solo se ve una pila de cosas sin forma.

“Es un montón de dinero, que desde un lado se ve como un cráneo. Creo que es muy representativo de la administración de Trump, porque de cierta manera es un desastre, pero también la guerra y el negocio están ganando una disfunción muy grande está saliendo de la Casa Blanca. Este es el mensaje del disco, y quisimos representarlo de manera visual”, explicó.

Durante 2018, saldrán de gira para seguir llevando su mensaje a la mayor cantidad de gente posible. “Este es nuestro décimo álbum, y el próximo año la banda cumple 25 años. Nos pusimos mucha presión, queríamos crear algo nuevo y demostrar que es posible evolucionar y hacer comentarios sobre lo que está pasando en el mundo”.

Esta será la tercera visita de Anti-Flag al país, y la segunda en un festival dentro del mismo. “Estamos muy emocionados de regresar a México, sabemos que la situación del sismo fue difícil y lo sigue siendo, estoy consciente de que un show no arregla lo que pasó o cura esa herida, pero creo que podemos distraerlos un rato”, finalizó el bajista.

 

No es una revista, es un movimiento.