109687
Entrevista a Incubus

Entrevista a Incubus

22/Abr/2017

California Sounds: Una charla con Brandon Boyd, frontman de Incubus.

Manejaba un hermoso convertible por las sinuosas curvas de la Pacific Coast Highway, me dirigía hacia la playa perfecta para surfear en Malibú. De copiloto, me acompañaba el frontman de Incubus, Brandon Boyd. A mi parecer, él disfrutaba del cálido sol californiano detrás de unos lentes oscuros. Terminamos "parqueando" en un terroso recoveco de la costa californiana; antes de sacar las tablas de la cajuela, le pregunto: "¿Es éste el lugar?". Brandon levanta los cuernitos con la mano, no los del roquero, sino los del surfista, aquellos que se forman con el meñique y el pulgar. Me dice sonrientemente: "Surf's up, dude!".

 No. Por supuesto que aquello no sucedió. Platiqué con Brandon por teléfono un jueves, después de que él, en L.A., terminaba un ensayo con Incubus y, yo en la Ciudad de México, acababa con una torta.

La plática tenía que recaer en el último álbum de Incubus: 8, y sobre el proceso creativo que ha renovado los espíritus musicales de la banda. Él concuerda en que el nuevo álbum es brillante sonoramente (aunque las letras son algo oscuras). Incubus continua en ese trayecto que los alejará del desafortunado, nü-metal.

 Atravesamos un periodo oscuro más o menos cuando andábamos cumpliendo los 20 años de la banda. Por ahí del 2011, cuando estábamos escribiendo y grabando If Not Now, When?. Después, ese tour fue un momento donde creo que estábamos cambiando y averiguando quiénes éramos como individuos y como banda. Sobrevivimos ese momento y no nos separamos, nos dimos un tiempo para ver todo lo que habíamos realizado hasta entonces, nos dimos cuenta de que en realidad era algo muy especial. Pasamos por eso y, después de escribir el EP Trust Fall (Side A) (2015), de repente nos sentimos revitalizados, hicimos un tour con los Deftones y fue divertido otra vez. No se sentía como un trabajo, fue emocionante ese tour y, después de eso, empezamos a escribir 8.

Brandon Boyd trae toda la vibra californiana. Es pintor, vegano, intolerante a la lactosa, no consume gluten, tiene un cuarto en casa exclusivamente para tomar el té, hace pilates, medita, realiza yoga y, surfea (todo el kit). Es exactamente el tipo de "L.A. dude" que le cae mal a un neoyorquino después de unos minutos. Es elocuente y tiene un ritmo agradable y natural al hablar. Sabe escoger muy bien sus palabras, usa un volumen suave y bajo, muy alejado de los gritos sobre el escenario.  Es reflexivo y cualquier palabra positiva hacia su trabajo inspira un “gracias, hermano”, de su parte.

Boyd empezó Incubus a principios de los 90’s junto a Mike “Mikey” Einziger (guitarrista y motor musical de la banda) y Jose Pasillas (baterista). Cursaron la prepa juntos en Calabasas, una pequeña comunidad en el rincón del Valle de San Fernando en Los Ángeles.

El primer par de álbumes, Fungus Amongus (1995) y S.C.I.E.N.C.E. (1997) fueron una mezcla de rock, funk y rap que no tuvieron mucho impacto. De hecho, la crítica era medio hostil hacia ellos en aquel entonces. Fue hasta 1999, con Make Yourself, que la banda cuajó su estilo particular de rock alternativo con toques melódicos. El estrellato llegó en 2001 con Morning View. Quince años después, Incubus se encuentra en un punto crítico, está a punto de lanzar su primer LP tras dejar a Sony, su disquera de muchos años.

Creo que es un momento tremendamente importante para nosotros, no sólo por esa razón (por dejar Sony), también porque hemos dedicado nuestras vidas a este cometido, sabes, hemos dedicado nuestras vidas a Incubus y, ha sido una experiencia increíble, una hermosa turbulencia y un viaje emocionante. A partir de ahora no debemos dejar que salga música con la cual no estamos completamente enamorados, o sea, siempre hemos sacado música que amamos; pero, como que algunas cosas salieron apresuradas, porque no teníamos dinero, o no teníamos tiempo…

¿Cuando dices que algunas cosas salieron apresuradas, te refieres a algún álbum en particular?

 Hubo algunas cosas en If Not Now, When? que, en retrospectiva, y sólo lo puedo decir en retrospectiva porque en ese momento parecía que estábamos haciendo lo correcto, hubiera sido mejor esperar con algunas cosas de ese álbum. Había algo de conflicto dentro de la banda y como que quisimos cubrir ese conflicto y ese estrés con el trabajo. A veces eso funciona, es como un matrimonio que dice, “vamos a tener hijos, eso salvará nuestro matrimonio”.

Tras If Not Now, When?, Brandon confirma que el buen recibimiento que tuvo el EP Trust Fall (Side A) (2015) canceló los planes de la continuación  [Trust Fall (Side B) ]. “Ahí tenemos el material, tarde o temprano saldrá a la luz”, afirmó Boyd.

Se concentraron en trabajar sobre un long-play, lo que ahora es 8, mezclado por Skrillex. Algo del material musical de 8 fue escrito hace varios años. Le pregunto/comento sobre cómo algunas bandas desechan el material antiguo, para que la nueva música no pierda frescura.

Depende, depende; tenemos un riff en el álbum que tiene más de cuatro años, está en “Familiar Faces”.

“Familiar Faces” me suena a algo post-punk; sabes, a los críticos de música les encanta esa madre…

(Risas). Sí, Mikey escribió ese riff hace cuatro o cinco años, quizás más. Es algo que me enseñó y pensé que estaba cool, así que traté de jugar un poco con él; pero, pensé que lo que estaba haciendo no sonaba bien así que lo escondí en algún lado (risas), lo escondí por mucho tiempo y hace poco lo revisité y pude ponerle una melodía y una letra que realmente me hizo sentir orgulloso. A todos les gustó, eso puede pasar cuando rescatas y revitalizas material antiguo.

Incubus tocó el lunes siguiente a nuestra conversación. Se presentaron en beneficio de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU). Fue un tipo de “protesta con amor” en contra de la administración Trump.

Honestamente, es difícil explicar lo que han sido este último par de meses. Uno siente que ha despertado en una realidad diferente, como un universo paralelo, o un mundo al revés.  Literalmente todo lo que es importante para mí lo han tirado por la ventana y, el único punto positivo es que puedo ver a la gente reaccionando, levantando la voz contra este régimen populista, casi fascista, que ha entrado en el poder… Lo extraño sigue siendo que la mayoría de los norteamericanos no votaron por él; es algo de lo que casi no se habla, de vez en cuando lo mencionan de pasada, como un “ah sí, por cierto, tres millones de personas más votaron por Hillary”. Es algo que su administración, de plano, niega, aunque sea un hecho, no puedo empezar a describir cuánto me enfurece todo este asunto. Sólo espero que no le hagamos un daño irreparable a nuestra cultura y a nuestro medio ambiente, así como a nuestras instituciones.

¿Crees que sus decisiones ejecutivas, apenas anunciadas esta semana, en contra del medio ambiente, se queden atoradas en las cortes por años?

Creo que sí, es una posibilidad. Considero que tenemos suficientes jueces federales aquí en Estados Unidos que creen en los hechos, en la ciencia y en la información; eventualmente van a frenar sus decisiones en las cortes. Así que, emm, yo voy a hacer todo lo que se pueda, voy a alentar a mis amigos, a mi familia y a mis seres queridos para que hagan todo lo posible por alzar la voz. Y, aunque pasen (las decisiones ejecutivas), eso no quiere decir que no podemos seguir luchando por una mejor legislación ambiental y cultural. Emm, tengo, tenemos, mucho trabajo por hacer, (risas), tú y yo.

Comienzo a cerrar la charla con Brandon para que pueda dejar el ensayo y regresar a casa. Me dice que es un día soleado y agradable en L.A., lo cual suena infinitamente mejor que seguir hablando de Trump. Antes de despedirnos definitivamente, le recuerdo que han pasado dos años desde su presentación en Cumbre Tajín.

¿Incubus se dará la vuelta por México para promocionar el nuevo disco?

Creo que vamos a estar ahí más pronto que tarde, (risas). No puedo decir definitivamente cuándo; pero, vamos a hacer un show dentro de algo que ya está armado… Ellos (los promotores) te lo harán saber lo más pronto posible.

“Un show dentro de algo que ya está armado” huele a festival, ¿no creen? (No levantemos mucho la voz, para que no nos escuchen las fuerzas omnipotentes). Me sonó a que es muy probable  Incubus para el CC de este año o, quizá en un festival emergente. No queda más que esperar. mientras tanto, dejo mi interpretación del nuevo material. (Da clic en la imagen para leer la reseña de 8).  

¡Nuestras sospechas se confirmaron e Incubus es headliner del primer Vans Warped Tour en México! Checa en este enlace los detalles del festival.

¡Namasté!

No es una revista, es un movimiento.