29231
De Caracas a la Ciudad de México: La Vida Bohéme

De Caracas a la Ciudad de México: La Vida Bohéme

En 2007 debutaron con un EP homónimo, dándose a conocer como una interesante propuesta caraqueña. Enseguida lanzaron Nuestra, logrando nominaciones a los premios MTV, Grammy y Grammy Latino, lo cual les valió compartir escenario con bandas como Arctic Monkeys; sin embargo, lo que es verdaderamente importante para La Vida Bohéme, es estar en casa, entrar al estudio y generar música.

La banda integrada por Henry D' Arthenay, Daniel De Sousa, Sebastián Ayala y Rafael Pérez Medina regresa después de tres años con un disco catártico que refleja el cúmulo de  emociones  que la agrupación ha cargado por mucho tiempo.

Con este álbum, La Vida Bohéme trató no solo reflejar el sentir de cuatro músicos, sino el sentir de un país y de una sociedad en crisis. En entrevista para Indie Rocks!, el cuarteto venezolano platicó sobre su más grande pasión: hacer música, así como de lo difícil que les resultó volver al estudio y no poder hacerlo por los diversos compromisos de la promoción del primer álbum.

Nos gusta el movimiento. Se te vienen nuevas ideas, quieres hacer nuevas cosas, pero no siempre resulta ser el momento adecuado”, comentó D' Arthenay, quien confesó que más que llegar a grandes escenarios, deseaban regresar al proceso creativo. “Muy chéveres los Grammys y todo ese rollo, pero lo bonito fue volver a  casa y encontrarnos como músicos”, agregó.

La Vida Bohéme sabía lo que su público esperaba para un segundo disco, por lo que decidieron sorprender haciendo algo completamente distinto. Realizaron una obra que si bien no desean llamar “conceptual”, sí es para escucharse completa. La idea inicial fue catalizar la entrega en tres fascículos de cuatro canciones, pero los compromisos que generaron las nominaciones los llevó a realizar un solo álbum.

Según el vocalista, tras haber compuesto muchos temas durante un periodo de año y medio, la selección de 12 canciones resultó complicada: “Nos tocó un trabajo de curaduría muy fuerte, creo que ese fue el trabajo”. Para la creación de Será, La Vida Bohéme pensó en la problemática que gira en torno al petróleo de Venezuela, así como otros aspectos representativos de su país. La inspiración del petróleo se ve reflejada desde la portada del disco, la cual muestra a los músicos queriendo escapar, vestidos de negro, y pintados del mismo color.

No obstante, la banda aclaró que no se trata de un disco de crítica social: “Este disco lo pensamos en el petróleo, en la maldición y bendición que tuvo el país desde que se encontró. Quisimos que tuviera muchos aspectos representativos de la historia de Venezuela. Es un disco de metáforas.”, expresó De Sousa. Por su parte, D' Arthenay dijo: “No es un disco de crítica social. Se trata de poner al espectador en una situación incómoda”.

Será es un álbum empapado de sonidos representativos del folklore latinoamericano, gracias a que Diego El Negro Álvarez (baterista en Nuestra) les mostró este magnífico universo, lo cual coincidió con la necesidad que la agrupación tenía de regresar a sus raíces.

Además de lanzar nuevo material, La Vida Bohéme recorre un nuevo camino al buscar cambiar su residencia a la Ciudad de México.“La Roma y Condesa se sienten en un momento más relevante de lo que se siente Brooklyn, y eso da esperanzas a un mundo no precisamente céntrico”, expresó D' Arthenay. De este modo, los intérpretes de "Radio Capital" buscan poner un megáfono a su música y conquistar  públicos diversos.