27930
Caos y psicodelia: A Place to Bury Strangers

Caos y psicodelia: A Place to Bury Strangers

09/Jul/2013

Aún recuerdo la primera vez que escuché a A Place to Bury Strangers, supe desde el primer minuto que no era una banda más de noise haciendo ruido. Distorsiones de guitarra, un bajo hipnótico y una batería estridente acompañados de una voz un tanto fantasmal, lograban un ambiente caótico, psicodélico y violento.

Después de varias escuchas a su primer LP homónimo (2007), sacar de mi cabeza a APTBS fue imposible. Oliver Ackermann, guitarrista y vocalista de la banda, con quien Indie Rocks! tuvo oportunidad platicar, comparó el escuchar su música con entrar a labor de parto: "Doloroso al principio, pero al final tienes un bebé gratis."

A pesar de que sus canciones están plagadas de efectos sonoros, Oliver se dice creyente de que es la estética y no los efectos lo que produce un buen sonido: "las mejores canciones vienen de un lugar donde los efectos no existen." Cabe mencionar que el guitarrista no tiene una formación como músico, sino como diseñador industrial, "la banda, más que verse influenciada por el diseño, es un resultado de éste. Siempre me ha gustado inventar cosas de la nada y la música que hacemos es eso."

APTBS se presentará en la Ciudad de México por tercera ocasión el próximo 13 de julio, y está vez no vienen como parte de un festival (en el 2010 se presentaron en el ahora extinto Sonorama), ni como teloneros, pues en el 2011 fueron los encargados de abrir el escenario para Deftones en el Palacio de los Deportes; ahora, gracias a Bandtastic, presentarán su show en solitario en el Pasaguero gracias a que más de setenta personas pagaron un boleto para verlos. "Honestamente, es la primera vez que escucho sobre esta manera de hacer conciertos, pero me parece una gran idea. La gente realmente quiere que suceda."

Formados en el 2007 en Brooklyn, APTBS ha editado numerosos EP's y tres álbumes de estudio. Actualmente, la banda esta integrada por Oliver en las vocales y guitarra, Dion Lunadon en el bajo y Robi González en la batería; y a pesar de que desde sus inicios ha cambiado de miembros, su sonido se ha visto muy poco afectado.

"Creo que en este momento tenemos la mejor versión de la banda y lo demostramos cada vez que estamos en el escenario. Nuestro objetivo siempre ha sido ser ruidosos, caóticos y locos; creo que lo hemos logrado. A veces destruimos instrumentos, algo que es muy liberador para nosotros, porque tenemos el control total sobre lo que pasa. Tal vez suene un poco raro, pero son sólo objetos."

En vivo, sus presentaciones son tal y como lo describen: turbulentas, ruidosas e impredecibles. "Siempre tratamos de tomar las cosas hasta que nos lleven naturalmente al caos y tenemos como resultado algo no planeado pero sorprendentemente bello."

Su estilo los ha llevado a compartir escenario con grandes bandas como The Jesus and Mary Chain y Nine Inch Nails. Al preguntarles con qué otras bandas les gustaría tocar, respondió Oliver: "cualquier banda con la que me sienta intimidado de tocar. Es el mejor sentimiento cuando no quieres salir al escenario porque la banda con la que compartes el escenario es parte de tu inspiración."

APTBS ya trabaja en un nuevo material que probablemente esté listo el próximo año. Mientras eso sucede, les recomiendo le den una escuchada a lo que ya tienen y tal vez, queden prendados de estos ruidosos neoyorquinos, que sin duda, podrán a brincar a todos en aquel lugar del Centro Histórico.

No es una revista, es un movimiento.