61833
Belle & Sebastian: El desahogo y la fiesta

Belle & Sebastian: El desahogo y la fiesta

Stevie Jackson es amante de la música. En la guitarra, su sello distintivo es el efecto de reverberación (hecho por el que se le conoce como Stevie Reverb) y su manera preferida de grabar música siempre ha sido en vinilos.

El 2015 se perfila como un año prometedor, pues su banda, Belle & Sebastian, prepara el lanzamiento de un nuevo disco llamado Girls in Peacetime Want To Dance, del cual compartió su experiencia en entrevista para Indie Rocks!

"¡Es una pieza maestra y la amo! ¿Te ha pasado que cuando alguien saca un nuevo disco te dicen que es lo mejor? No iría tan lejos, pero de todos los álbumes que hemos editado en nuestros 18 años de carrera está en mi top 3. Hace un año era una hoja en blanco, no había nada ahí; simplemente creo que es algo emocionante", se alegró el guitarrista.

Hace un par de meses pudimos escuchar el primer corte de esta esperada placa, "The Party Line", con un sonido distinto al que nos tenían acostumbrados. La agrupación buscó nuevas alternativas en la producción y Ben H. Allen resultó ser la carta fuerte.

"Fue parte de la escena de hip hop de Atlanta en tiempos recientes, además de que fue ingeniero de Gnarls Barkley, así que viene de una sensibilidad y contexto distinto. Trabajamos con él por una sensación de renovación. Nos atrajo su experiencia en el hip hop, pues en los últimos 20 años los discos que mejor han sonado han sido de este género", reconoció Stevie.

Esa sensibilización al grabar solo se logra con un productor adecuado y una plataforma idónea. Belle & Sebastian editó sus primeros LPs en vinilos y fue víctima del cambio tecnológico de los 2000 al CD, por lo que decidió reeditar su discografía en el antiguo formato.

“Tengo CDs, pero casi no los toco, solo en el coche. Solíamos hacer álbumes con distintas caras, venimos de esa sensibilidad y dio resultados hermosos. El arte puede mostrarse en todo su esplendor, es más artístico y causa más satisfacción. En cuestión de calidad musical entraríamos en un debate, pero como pieza de arte creo que es increíble y está regresando”, recordó Stevie.

Con la firme promesa de regresar el próximo año para presentar en su totalidad Girls in Peacetime Want To Dance, Stevie platicó del sabor que le dejó este nuevo lanzamiento y que está más que ansioso por recibir su copia, recalcando que no tendrá que pagar por ella. Para él, todo es acerca de romper con lo cotidiano.

“Siempre que escribimos algo se trata más que nada de un sentimiento, más allá de una declaración. Para mi es una sensación de romper con las preocupaciones del día a día y el tiempo en paz es algo bueno; bailar es algo bueno; las chicas son algo bueno. Creo que inyecta una sensación de desahogo, supongo", finalizó.

No es una revista, es un movimiento.