Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

130894
Wild O’ Fest 2018

Wild O’ Fest 2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Carpa Astros

Artista(s)

Patillas largas, chamarras de cuero y mascaras de luchador en el Wild O’ Fest.

La tercera edición del Wild O’ Fest sucedió este fin de semana, con nombres un poco más oscuros en su cartel, pero atrayendo a los verdaderos conocedores del mundo del garaje y el surf.

A primera hora no se nota mucha afluencia de baile, pero al salir The Tormentos, la primera banda internacional a tomar la Carpa Astros, ya se empieza a sentir el ambiente húmedo y playero. El público suda los finos requintos surferos de los argentinos para reconocer que estos gauchos lograron dar una buena presentación.

El festival respetó al máximo nivel los horarios de cada banda, algo que hasta en los festivales más grandes es muy complicado. Pero también hay que admitir que el audio era pésimo, una marca ya oficial del festival que se ha repetido en sus tres ediciones.

Mucha gente solo acudió para ver a The 5.6.7.8's, lástima que el público no bailara como debía por los horribles problemas de audio que tuvieron. Las japonesas supieron batallar con eso, pero no fue un set satisfactorio. Las chicas de Kill Bill no se merecían ser tratadas así.

Celebrando 20 años de su primer disco, Lost Acapulco se monta sus instrumentos para hacer bailar a su enmascarada fanaticada. Pero al tocar los grandes éxitos de 4, es como si nada pasara porque siempre están presentes en cualquiera de sus conciertos. El verdadero festejo ocurrió cuando Güili Damage se trepó a entonar unos cuantos gritos.

Wild Evel and the Trashbones enfadó a muchos e hizo bailar a varios borrachines. El problema con estos austriacos fue que además de rasgar acordes muy genéricos de garaje, su actitud en el escenario no era muy creíble y el mal audio hizo de las suyas una vez más, dejando aturdido a cualquiera.

Los integrantes de The Boss Martians salen muy emocionados al escenario, derramando las olas perfectas para el surf, olas que viajaron desde Seattle para mover frenéticamente los cuerpos del público mexicano. Su set fue bastante bueno, al igual que The Gruesomes que, con sonidos salvajes provenientes de Canadá, despeinaron a la juventud que se movía frenéticamente gozando sus grandes clásicos.

Juanito “Wau”, “Papi” Saicos y Armando Vázquez, se suben al escenario para ser premiados por la organización del Wild O’ Fest… Un momento que pudo haberse evitado, ya que todo mundo los reconoce, los admira y les muestran sus respetos. Solo se lo arruinaron todo a los que tuvieron que correr para alcanzar metro y desafortunadamente perderse a The Bomboras.

El verdadero sonido y vibra que representa todo el festival se sintió con los sets de The Neanderthals que destruyó todo apoyándose con sus poderosos solos de guitarra, fuertes golpes de percusión con huesos por baquetas y los más finos trajes cavernícolas; Y con los integrantes de The Bomboras que salieron con trajes de calacas fluorescentes, sombreros de mariachi y dando toneladas de satisfacción a sus fans que tanto esperaron esta reunión en nuestro país.

“Louie Louie”, “Good Golly Miss Molly”, “Jack The Ripper” y “Hang Up”, fueron los grandes clásicos que hicieron bailar tanto a surferos con playeras hawaianas y mascaras de luchador, como a garajeros con chamarras negras, zapatos bien boleados y patillas largas; En un festival que une a dos diferentes tribus urbanas.

No es una revista, es un movimiento.