Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

30327
¡Viva el amor, viva la vida, viva Pericos!

¡Viva el amor, viva la vida, viva Pericos!

Cortesía
OCESA / Lulú Urdapilleta

10/Ago/2013

Detalles

Intensa lluvia, como se ha hecho costumbre en las últimas semanas en la Ciudad de México, de nueva cuenta fue la bienvenida para miles de asistentes al José Cuervo Salón, quienes con playeras de las selecciones de futbol de Argentina y de Paraguay, se resguardaron con lo que tuvieron a la mano para mitigar los estragos de una lluvia torrencial.

Minutos antes de las nueve de la noche, los originarios de Asunción, Paraguay, subieron al escenario para complacer al público mexicano que los ha acompañado desde su primer visita a tierras aztecas por el ya lejano 2011. Con la energía que los caracteriza, Kchiporros puso a brincar a un José Cuervo con temas clásicos como “Yapirona”, “Sos una hija de Puta”, “Bandida”, provocando que entre tanto roce y brinco, las ropas se fueran secando.

“Gracias D.F querido, vamos a tocar un popurrí de ritmos de todos lados, en los que ustedes serán los protagonistas”, comentó el siempre sonriente Roberto Chirola Ruiz Díaz, vocalista de la agrupación. Durante poco más de una hora, los guaraníes desataron la euforia, dejando el entarimado listo para Los Pericos, no sin antes complacer a los presentes con “Traicionera”, “La Lamparita”, “Ruta 1 y Ruta 2”, para posteriormente despedirse con “En la punta de la lengua”, tema que está inspirado en México y el cual dedicaron con cariño.

Pasadas las diez de la noche, las luces se volvieron a apagar y  los nombrados embajadores del reggae por Jamaica, salieron a complacer a un Cuervo que en ese momento lucía repleto. Con un  “¡Buenas noches México!” de Juanchi Baleirón, dio inicio el show acompañado de “Runaway”, creando una atmosfera de tranquilidad, hermandad y mucho goce, celebrando sus 25 de años de trayectoria.

Las luces verde, amarillo y rojo, iluminaban el rostro de todos los presentes que en ningún momento pararon de bailar y brincar al ritmo de los temas de la agrupación, la cual se entregó por completo y dejó todo sobre el escenario. El momento romántico se dio con “Waiting”, provocando que las parejas se abrazaran, besaran y cantaran a todo pulmón, para dar paso a “Pupilas Lejanas”,  "Mucha experiencia" y "Nada que perder". La sorpresa de la noche fue cuando a ritmo de reggae se escuchó un cover al tema “Personal Jesus” de los ingleses Depeche Mode, que dejó a los asistentes más que contentos.

Con los ánimos muy en alto, después de un pequeño encore, Los Pericos regresaron al escenario para dedicarle unas palabras a su saxofonista Horacio Avendaño, quien  falleció hace unas semanas. “En vez de dedicarle un minuto de silencio hay que dedicarle un minuto de bullicio”, pidió Juanchi, que como forma de celebrar la vida, invitó a los Kchiporros para hacer un cover a “Three little birds” de Bob Marley y despedirse como se debe con “No me pares”.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Cortesía
OCESA / Lulú Urdapilleta

No es una revista, es un movimiento.