Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

49357
Una flor no hace la primavera pero Dread Mar I sí hace reggae

Una flor no hace la primavera pero Dread Mar I sí hace reggae

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

01/Jun/2014

Detalles

Desde hace mucho no tenemos una primavera decente, una que le haga honor al estereotipo de flores coloridas y un pasto más verde que nunca. Anoche, las gradas del Teatro Ángela Peralta lucieron un paisaje lleno de plásticos azules que simulaban un techo, señal de dos cosas: que, en efecto, la primavera ya no es como antes y que los fans de Dread Mar I son aguantadores ante la ligera lluvia que no duró mucho.

Luego de una complicada logística para darle espacio al cantante de reggae, incluido un cambio de foro, todo quedó listo para que deleitara en una húmeda y fría noche a sus seguidores en un concierto al aire libre.

Dread Mar I saltó al escenario y en realidad no tuvo que hacer gran cosa para que el público se entregará a él, sonaron “Aquella Vez”, “Principio y Fin”, y “Recuerdos”, piezas que fueron ovacionadas y coreadas; de hecho, en casi todo el recital el público cantó de forma frenética, claro reflejo del impacto y aceptación que ha tenido el cantante argentino en los últimos años.

Con una playera blanca, un pantalón morado y sus largas dreadlocks agitándose mientras bailaba, el protagonista y su banda presentaron un show muy sencillo, pero justo lo necesario para enloquecer a sus fans; así llegaron “Arena en nuestras manos”, “Tú Rey”, “Árbol Sin Hojas” y “Si Te Busco”, que mantuvieron  los ánimos encendidos mientras la lluvia amagaba por regresar, aunque nunca lo hizo.

Fue un recital largo en canciones, hubo poco tiempo para discursos, detalle que el público recibió muy bien; no querían parar de bailar en el poco espacio que había de un asiento al otro, así que de pie entonaron “No te amo” y “ Mi amor”.

El cantante, quien constantemente se desplazaba por todo el escenario, tenía pinceladas de simpatía con el público, como acercarse a la valla para saludar mientras cantaba, agradecer cada que tenía oportunidad y gritar "¡Viva México!" siempre que el público llegaba a emocionarle.

“Días de sol nublados”, “Eso lo sé muy bien” estremecieron al respetable, en cuyo universo sobresalían las parejas que se besaban en cada canción y uno que otro al que se le asomaba una lágrima. “Buscar en Jah” fue la canción de despedida, aunque Dread Mar I no tardó en regresar y hacer explotar el recinto con la muy sonada “Tú sin mí” (durante la que un elemento de seguridad no resistió y le ganaron las ganas de bailar y cantar), seguida de “Nada” y “Promesas”; suficiente para que los asistentes abandonaran el lugar con una sonrisa, aunque su reloj apenas rebasaba las 9 de noche.

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Pablo
Navarrete @pabnavarrete

No es una revista, es un movimiento.