41738
Un vuelo del pez lleno de emociones

Un vuelo del pez lleno de emociones

Viridiana
Lazarini @vir_y

09/Feb/2014

Detalles

En punto de las 20 horas con 19 minutos dio inició el tan anhelado despegue inicial de El Vuelo del Pez. Con un Siddhartha eufórico, acompañado de su familia y de quienes también le han adoptado con su música, El Vuelo del Pez se presentó con éxito en un El Plaza entregado al sorprendido y agradecido artista que inicia una nueva gira llena de ilusiones.

Melancólico confeso, Siddhartha comenzó una nueva odisea musical acompañado de un material brillante, emotivo y emocionante del primer al último track. Su show, combinación del presente del músico con lo mejor de sus dos primeros materiales, resultó en una combinación perfecta por parte de un artista que alguna vez fue staff de Azul Violeta y baterista de Zoé.

La noche inició con una emotiva "El deshielo", canción que además puso al público a corear los primeros versos. "Hola, ¡buenas noches!", anunció Siddhartha al terminar el primero de los 19 temas que tocó esa noche y momentos antes de presentar "Infinitos". "Vámonos a volar con la música, con el corazón, ¡pura felicidad!", exclamó.

Combinando temas ya clásicos y sus nuevas canciones, Siddhartha se hizo acompañar de sus músicos: Chewbacca (bajo), Orlando (batería), su primo, "El oso" (teclados) y Julio (guitarra). Además, estuvieron a su lado su productor y amigo Yamil Rezc; así como de Caloncho, con quien cerró la noche del pasado sábado.

Algunas de las canciones que presentó por vez primera en público permanecieron fieles a su versión original, mientras que otras sufrieron ligeros cambios como "Ecos de miel" que contó con una introducción más rockera, así como "Control", de su primer álbum, Why you?, más ecléctica y rockerona; sin duda de las mejores de la noche.

Entre los momentos a destacar está el detalle de haber compartido imágenes de algunos de sus fans como parte del material visual de "Extraños"; el haber contado la anécdota sobre "Bacalar", canción que “como en el amor, llegó en su momento”; un pequeño homenaje a "Don’t Let Me Down" de The Beatles, interpretado después de su muy aplaudida "El Poema y la Caja"; así como un muy alocado inicio de "Control" con Siddhartha en las percusiones.

Tras el típico encore, en el que el músico se despide para regresar, aún más previsible por la ausencia de Caloncho, quien ya se había anticipado acompañaría a Siddhartha con la interpretación de "Loco", la noche vivió sus últimos instantes con "Nunca es Nunca", "Gota a Gota" y, precisamente, "Loco".

La noche no podía ser mejor, Siddhartha se despidió entre aplausos y gritos. Fue tanta su emoción que volvió a agradecer a quienes le han hecho posible un sueño alejado de los estándares que colocaban como parte del éxito a una gran disquera y a una poderosa televisora.

Por una noche, presagio de muchas más que vendrán a lo largo del año, El Vuelo del Pez inició su camino final con destino único y exclusivo hacia los escuchas que hacen de cada una de las composiciones personales de Siddhartha, y colaboradores, en melodías de vida para cada uno de ellos que las adoptan y hacen suyas.

Una noche perfecta; un material completo. 

{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}{{descripcion}}

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Viridiana
Lazarini @vir_y

No es una revista, es un movimiento.